Kiosco

La Opinión de Málaga

Antonio Papell

HOJA DE CALENDARIO

Antonio Papell

Sectarismo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en una sesión de control. Eduardo Parra - Europa Press

Leo un titular capcioso de ayer: «Sánchez rectifica y anuncia otra bajada del IVA de la luz del 10% al 5% para frenar su desgaste electoral».

Quien se ha atrevido a titular tan tendenciosamente una noticia hubiese sido capaz de titular la contraria de esta otra manera: «Sánchez incrementa su desgaste electoral al negarse a revisar el IVA de la electricidad». Es decir, que haga lo que haga Sánchez, será reprobable dado que su intención siempre es perversa. Esta forma de periodismo, en que se criminaliza a priori a un actor político y se mantiene la crítica haga lo que haga, se llama sectarismo en Occidente. Los autócratas disimulan la técnica asegurando que esta manera de informar cumple una positiva labor pedagógica.

Hecha esta observación, que deja en mal lugar al medio aludido, conviene quizá iluminar a los sorprendidos con una evidencia: la democracia es tan sabia que, a través del pluralismo, engendra una sana competencia entre opciones. Y esa competencia redunda en un beneficio de la ciudadanía. Porque en el ejemplo que va arriba, es evidente que Pedro Sánchez mitiga su desgaste por el sabio procedimiento de auxiliar a los menos favorecidos, un objetivo incontestable al que hay que suponer por decencia buena fe. En otras palabras, los políticos ganan puntos en términos electorales si hacen bien su trabajo, actúan con equidad y comparten las preocupaciones de la sociedad civil. Y solo un necio diría que esta eficiencia es egoísta, impertinente o pecaminosa si no es capaz de demostrarlo.

Compartir el artículo

stats