Kiosco

La Opinión de Málaga

Mel Otero

La Libreta del Duque de Chantada

Mel Otero

Los tres de la selección y mucho más

Las buenas noticias se suceden en el entorno cajista en los últimos días a la espera de la confirmación de la gran noticia: El fichaje de Tyson Carter. La lista de Sergio Scariolo con la inclusión de los tres supervivientes de la plantilla del año pasado, Alberto Díaz, Darío Brizuela y Jonathan Barreiro, prolonga las buenas noticias después de los fichajes de esta pretemporada. Alberto creo que tiene muchas posibilidades de asistir al Eurobasket, Darío alguna menos y casi imposible lo tiene Jonathan Barreiro por la competencia en su posición. Estas buenas noticias para los jugadores y el club complican, eso sí, la fase previa de la BCL, donde los verdes se juegan una parte importante de la temporada.

La confección de la plantilla también se puede considerar un éxito. Creo que pocos aficionados pensaban hace dos meses que la próxima temporada iban a ver en el Carpena a un equipo con 5 jugadores que la pasada temporada han jugado Euroliga y el regreso de Will Tomas, Melvin Ejim y Augusto Lima. La línea exterior cuenta Alberto Díaz y Kendrick Perry, un jugador que arrasó en la Eurocup con Cedevita y Buducnost y comenzó el año pasado como base titular del Panathinaikos. Tyson Cárter, la gran estrella de este proyecto, cedido por el Zenit, no requiere presentaciones. Sus exhibiciones con el Lavrio griego ante Unicaja y su compromiso con el club son sus mejores tarjetas de presentación. Un jugador que en un par de años puede llegar a ser determinante en Euroliga. Junto a Carter, comparten el «2» Darío Brizuela y Tyler Kalinoski, una de las grandes sensaciones de la ultima ACB con el Breogán. Otros se llevaron los focos pero para mí fue el jugador más determinante del equipo gallego después del descomunal Dzanan Musa. Con 29 años parece en el mejor momento de su carrera.

La posición de alero queda en manos de Jonathan Barreiro y de Nihad Djedovic. Sobre el bosnio hay algunas inquietudes sobre su estado físico después de tantos años al más alto nivel. Su experiencia en la pista y su conocimiento del juego serán muy importantes en un equipo con 9 jugadores nuevos de 12. Es cierto que de esos 9, hay 3 que ya conocen el club, la ciudad o el Carpena como local y eso facilitará mucho su adaptación.

Por dentro llega la gran revolución. Will Thomas, uno de los grandes jugadores del campeonato. No por sus números globales, ese tiempo ya pasó, pero sí por su aportación en los momentos calientes del partido. Un jugador de hielo en ambas partes de la cancha y de los que ganan partidos por si mismos. Dylan Osetkowski es otro de los jugadores que no debía estar aquí. Sus exhibiciones con el ULM las vivió Unicaja en primera persona en la Eurocup y la pasada temporada tuvo un debut más que aceptable en la Euroliga dentro del desastre que fue la rotación interior del ASVEL. Para mí, un jugador de una categoría superior que puede marcar la diferencia en Málaga. David Kravish pondrá trabajo en las dos zonas y hablar de Melvin Ejim y Augusto Lima es perder líneas. Su trabajo en Málaga es de sobra conocido y no acepta presentaciones. Estamos ante un equipo con jugadores «hambrientos» y de los que no hemos visto 45 de los mejores 50 partidos de su carrera.

El presidente López Nieto, ampliando el presupuesto, y Juanma Rodríguez, con los fichajes, han hecho su trabajo, y muy bien, desde mi punto de vista, a la espera de que «los buenos fichajes se transformen en buenos rendimientos». Los aficionados también parece que han recuperado la ilusión por el proyecto cajista y el ritmo de venta de abonos va bien, algo para valorar mucho porque las economías domesticas no están para hacer excesos y son muchos los que dejarán de lado otras cosas para acudir al Carpena. El departamento de Marketing, con esas camisetas vintage, también ha aportado su granito de arena. La pelota está ahora en el tejado de Ibon Navarro, que no lo tendrá fácil para en tan poco tiempo conjuntar tantos jugadores nuevos y ganar, y de los propios jugadores. Suerte a todos.

Compartir el artículo

stats