Kiosco

La Opinión de Málaga

Mel Otero

La Libreta del duque de Chantada

Mel Otero

El ‘Draft Day’ malagueño

Fran Sol, durante su presentación Álex Zea

La gran mayoría de los aficionados norteamericanos del deporte piensan que el día del Draft es el mejor día del año. Es algo así como el día de la lotería de Navidad en España, realmente sólo le toca a unos pocos pero todos viven el día con la ilusión de que su vida va a cambiar para mucho mejor. Ese día los equipos profesionales eligen a las mejores promesas universitarias y al finalizar la jornada todos han ganado, y las aficiones se ilusionan con unas nuevas estrellas que les harán abandonar los últimos puestos de la clasificación para acercarles al Olimpo de los dioses deportivos.

Los ilusionantes fichajes este verano de Unicaja y Málaga CF hace que miles de malagueños sueñen con volver. Lejos quedan los tiempos de la Final Four de la Euroliga o de la Champions pero sí parece que se están poniendo las bases para volver a competir en play off y en Europa en el Unicaja y de retornar a la soñada Primera división por parte del equipo de Guede. Manolo Reina, Unai Bustinza, Juanfran Moreno, Jonás Ramalho, Fran Sol, Rubén Castro, Will Thomas, Dylan Osetkowski, Kendrick Perry, Tyler Kalinoski, Nihad Djedovic, Augusto Lima y no digamos Tyson Carter han copado muchas tertulias de café y de casa, han hecho olvidar las nefastas temporadas pasadas y han disparado la ilusión para llegar a tope a una Feria que se inicia el próximo día 12 con los fuegos de La Malagueta y que tendrá al día siguiente el pregón de la gran María Peláe. Es tiempo de disfrutar después de un pasado año muy duro y uno que se avecina que no parece mejor. Es tiempo de cargar pilas para un invierno que puede ser bueno o no en lo deportivo pero que sí parece que será duro en lo social y económico.

Tyson Carter

El culebrón Tyson Carter ha llenado muchas páginas y tertulias en los últimos días. Es normal, después de lo vivido con Mbappé o Wembanyama este verano, todos nos hemos vuelto más desconfiados a la hora de «cerrar» fichajes. Un presunto interés del Valencia, no sé si real, movido en redes sociales ha aumentado el nerviosismo de los aficionados. Un culebrón con final feliz porque hace unas horas el club ha oficializado el fichaje del jugador de Starkville (Misisipi) para la próxima temporada. El papeleo con Rusia siempre es complicado y en este periodo de conflicto bélico por la invasión rusa de Ucrania aún más. Un ejemplo, cuando las televisiones nos desplazamos a un país extranjero para hacer una cobertura tenemos que cubrir una documentación adicional para todo el equipo televisivo, cámaras, trípodes, luces, etc. En el mundial de Rusia, esa documentación y las acreditaciones de periodistas había que presentarlas en inglés y en ruso, es decir, en alfabeto cirílico. Un gran lío que ocupó durante días a todo un departamento de producción porque la primera traducción presentada casi nunca les valía.

La plantilla de Unicaja está cerrada según decía su presidente hace unos días pero es cierto que la llegada de Carter deja abierta la puerta, o al menos entreabierta, a un movimiento complicado pero que desde mi punto de vista dejaría la plantilla completamente redonda. Sobre el papel, que a estas alturas de la temporada lo aguanta todo y que no deja de ser básket ficción, el equipo sólo tiene un carencia muy visible: la ausencia de un base director que sepa leer el partido y haga jugar en 5 x 5 al equipo. Es lo que se buscada, por ejemplo, con el deseado Fitipaldo. Un buen verano de Darío Brizuela y una oferta por el donostiarra, interesante para el equipo de Los Guindos, debería abrir la puerta del club a esa operación. Y más aún teniendo en cuenta que el equipo, pese a tener más norteamericanos que nunca, todavía tiene una plaza de extranjero libre.

Son las cábalas y los juegos de la pretemporada, del tiempo estival, que a veces se hacen realidad y otras no, pero lo cierto es que viendo como han hecho los deberes hasta ahora las secretarías técnicas de Unicaja y Málaga CF apunta a un año muy divertido. Ojalá esta vez se cumplan las previsiones. A disfrutar.

Compartir el artículo

stats