Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Mel Otero

La libreta del duque de Chantada

Mel Otero

Al que madruga…

El equipo debería llegar muy bien el inicio del año y eso ayudará a lograr los primeros objetivos

Entrenamiento del Unicaja en la primera semana de pretemporada. UNICAJABFOTOPRESS

Unicaja lleva ya más de 15 días trabajando. La mayoría de los equipos ACB están empezando sus pretemporadas estos días y algunos aún están de vacaciones. Muchas son las plantillas que todavía no están completas y sus entrenadores no saben con quién van a contar para la próxima temporada. El exigente inicio de temporada del Unicaja, al que restan aún 29 días para su estreno oficial en la previa de la BCL, lo ha precipitado todo. La plantilla no trabaja al completo, pero si hay una base sólida preparando la temporada con Ibon Navarro. Los internacionales se irán incorporando poco a poco. Brizuela y Perry probablemente lo hagan después de disputar el Eurobásket. Las lesiones de Llull en España y Nikola Ivanovic en Montenegro parecen abrirles de manera definitiva la puerta del campeonato. Lima jugará el torneo de las Américas con Brasil, igual que Ejim con Canadá y serán de los últimos en llegar. No deja de tener su gracia que después de una de las peores temporadas del equipo, dos de sus integrantes, Jaime Fernández y Darío, vayan a jugar el Eurobásket con la actual campeona del mundo. Un hecho que demuestra que el equipo no era tan malo como pareció en el campo y también que nuestra selección ya no tiene el nivel que tenía con la generación del 80 al frente.

En cualquier caso, el Unicaja debería pasar esa fase con la base que tiene trabajando Ibon Navarro en Málaga. Ningún equipo podrá poner en el parque del Carpena un quinteto mejor que Alberto, Carter, Kalinoski, Thomas y Osetkowski, con Djedovic, Barreiro y los canteranos en el banquillo.

Como decía el malogrado Kobe Bryant: «No tengo nada en común con las personas perezosas que culpan a otros por su falta de éxito. No hablamos el mismo idioma. Grandes cosas provienen del trabajo duro y la perseverancia. No hay excusas».

Los verdes se han puesto a trabajar y los resultados deberían llegar. El equipo debería llegar muy bien el inicio del año y eso ayudará a lograr los primeros objetivos: Jugar la BCL y meterse en la Copa. A mí el calendario cajista en la ACB me gusta porque tener un inicio duro «aprovecha» el trabajo hecho estos días. Provocará que el equipo llegue con un punto o dos más que el resto a este inicio de temporada e igualará fuerzas con equipos más poderosos como el Real Madrid y podría dejarnos por delante de Baskonia o Gran Canaria en esta lucha por los primeros puestos de la tabla.

Estas victorias iniciales, si se producen, deberían dar confianza a un equipo y a un proyecto muy necesitado de ilusión, y que esta temporada una vez superada la pandemia contará con más de 6.000 aficionados cada partido en las gradas.

Dice el refranero español que «Al que madruga Dios le ayuda» en una expresión que no tiene un origen muy claro pero que fue parafraseada en el capítulo 2 del Quijote por Miguel de Cervantes como «El que no madruga con el sol no goza del día». Esperemos que esta vez el refranero y Miguel de Cervantes acierten.

Compartir el artículo

stats