Kiosco

La Opinión de Málaga

Cristobal Montilla

La Bodeguilla

Cristóbal G. Montilla

Euforia azul y puñales rojos

La lógica imperará en el relevo de Elías Bendodo en el PP de Málaga: el antequerano José Ramón Carmona apunta a ‘número 2’ de Patricia Navarro. Entre la izquierda andaluza los tonos rojos de los puñales han vuelto a aflorar entre Podemos e IU

Todo en esta vida tiene un fin y un principio, su paréntesis y la consiguiente ‘vuelta al cole’. La Bodeguilla no está a salvo de esa inercia cíclica. Minutos después de que El Tabernero se dispusiera a levantar la persiana con su bronceado ‘made in Zahara de los Atunes’, ya se estaba hablando de política. Y la tertulia contrastó desde una euforia de color azul, como el cielo de Andalucía que envuelve a la mayoría absoluta del PP, hasta los tonos rojos de los puñales que han vuelto a aflorar entre Podemos e IU.

El primero en seguir la conversación por dónde la había dejado -o sea, por su amado PP- fue ‘Paco el patriota’. Su sonrisa lo delata. Ha estado todo el verano celebrando los diez parlamentarios andaluces cosechados por los populares malagueños «un fantástico domingo de junio». Igualmente, su exultante vocabulario ha reservado una buena batería de palabras para el congreso del PP de Málaga que relevará al que ha sido su presidente desde 2008, el ahora lugarteniente de Alberto Núñez Feijóo en Génova Elías Bendodo.

‘Paco el patriota’ se imagina, de repente, cómo será el partido con la primera presidenta electa de su historia. En su conversación, apunta a otros relevos tan naturales como el que aupará a la presidencia provincial a la actual secretaria general, Patricia Navarro. Es decir, al igual que ella sube un peldaño, el concejal antequerano y parlamentario andaluz José Ramón Carmona dejará de ser el coordinador general y se convertirá en el ‘número 2’ de Navarro como secretario general. Además, se transporta a posibles escenarios como el que tendría ahora mismo a la futurible presidenta barajando la incorporación de caras nuevas. En su ejecutiva, habría igualmente guiños municipalistas ante la cercanía de las elecciones locales y miembros del Gobierno andaluz de Juanma Moreno a los que les concederá un recorrido orgánico.

Luego, ’Juan el rojo’ se hace con el turno de palabra en cuanto alguien le pide su versión sobre el nuevo combate cainita entre Podemos e IU en el marco de la confluencia Por Andalucía. Aparca su vaso de vino tinto y relata que «los tres diputados de Podemos intentaron registrar a través de su representante en la mesa del Parlamento de Andalucía, la rondeña Alejandra Durán, un reglamento que les daba todo el poder en el grupo parlamentario a espaldas del resto de partidos de la coalición». «Ese reglamento no llevaba la firma de la portavoz Inmaculada Nieto (IU) y, entonces, el presidente de la cámara, Jesús Aguirre (PP), frenó ese escrito y le comunicó a Nieto lo que había pasado; el resto de grupos y diputados de Por Andalucía interpretaron que se trataba de un intento de golpe de estado y acordaron sustituir temporalmente a la diputada de Podemos de la Mesa del Parlamento», añadió antes de aportar otras claves. Así, lamentó que «cargos públicos como los concejales ‘podemitas’ de La Casona del Parque, Paqui Macías y Nico Sguiglia, reaccionaran con palabras muy gruesas -incluso en sus redes sociales como hizo Macías con el consiguiente ‘like’ de Sguiglia- para acusar a Nieto de «usar artimañas y poner en cuestión la valía de una mujer».

«Que hagan eso no ayuda a reconducir el tema, resolver las diferencias y rebajar la tensión, sino que simplemente echan más leña al fuego, ese clima y que a nivel municipal se entre al trapo con descalificaciones a la portavoz parlamentaria de IU no ayuda al objetivo que se ha marcado para crear un frente común de todos los partidos a la izquierda del PSOE, al que ellos no quieren sumarse, para dar un vuelco en Málaga capital y acabar con los 27 años de gobierno del Partido Popular», proclamó ‘Juan el rojo’ con una vehemencia regada por vinos de Mollina.

Compartir el artículo

stats