Kiosco

La Opinión de Málaga

Antonio Papell

Hoja de calendario

Antonio Papell

Competencia fiscal

Moreno Bonilla ha eliminado el impuesto sobre el patrimonio en Andalucía, lo que, según Hacienda, «es un regalo de unos 5.800 euros al año a las familias más ricas, el 0,2% de los andaluces». En 2020, y según la Agencia Tributaria, 16.785 contribuyentes declararon el impuesto de patrimonio y abonaron 93.341.786 euros al liquidarlo. En 2021, esta cifra ascendió a unos 120 millones. Hasta el momento, sólo Madrid había bonificado el 100% del impuesto, cuya eliminación, según las confusas y dudosas declaraciones de Bonilla, se ha debido a la voluntad de competir con Madrid, de evitar deslocalizaciones fiscales y de atraer fortunas e inversiones. En todo caso, es poco creíble la tesis de que bajando impuestos se incrementa la recaudación. La famosa y paradójica curva de Lafer solo se cumple en casos excepcionales.

La competencia fiscal es saludable… dentro de ciertos límites ya que si la teoría se lleva al extremo desaparece el sector público. Con perjuicio de las clases medias y trabajadoras, cuyo bienestar depende de la calidad y universalidad de los grandes servicios públicos, que solo se pueden mantener con una presión fiscal considerable. Bajar impuestos arbitrariamente para hacer regalos fiscales a las elites es condenar al estrato inferior al malestar, la desintegración y la pobreza.

Compartir el artículo

stats