Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

FRancis Tomé

Zona Press

Francis Tomé

Todo sigue igual

La Liga Endesa se abrió el miércoles con un Girona - Real Madrid. David Borrat

Esta semana empezó la Liga ACB. Y ha iniciado su Fase Regular con una doble jornada que comenzó el miércoles y acabará hoy domingo. Los equipos se han reformado cada uno en la medida de sus posibilidades (como siempre Madrid y Barcelona mejor que nadie) y hay algunos nombres que llaman la atención en la cancha y también en los banquillos, que parece que la famosa rueda se ha ampliado algo más…

Pero la realidad es que mucho sigue igual. España viene de ganar de una manera impresionante el Eurobasket. Las audiencias en los partidos de la segunda fase dicen que han sido muy positivas. El de la final contra Francia fue genial a pesar de coincidir en horario con partidos de fútbol de Primera División. Esto parecía que podría ser utilizado por la ACB para dar un tirón, vender mejor su producto y animar a más gente a seguir su competición. Pero, por desgracia, esto es un sueño que nunca llega a hacerse realidad.

¿Cuántos de vosotros sabíais que la Liga comenzaba el miércoles con la visita del Real Madrid al Girona de Marc Gasol y Aíto? Pues seguro que los adictos al baloncesto como nosotros sí que lo sabíamos. Pero me parece que el resto de la población no tenía ni idea. Y es que la promoción ha sido escasa. Más bien, nula. No sé de quién es culpa, si de Movistar, plataforma que tiene los derechos, o de la ACB. Supongo que la responsabilidad es de ambas entidades. Lo que sí creo es que sin promoción es muy difícil que el público, que ha disfrutado tanto de la selección este verano, se inscriba en el canal de pago para ver los partidos televisados o se abone al equipo ACB de su ciudad para ver los partidos en directo.

Siguiendo con el discurso del gran verano de todas las selecciones españolas en todas las categorías masculinas y femeninas, podemos entender que tenemos material humano. Es decir, los clubes y la federación hacen un gran trabajo para que los jugadores jóvenes se formen y sean de los mejores de Europa. La selección absoluta, formada por muchos jugadores que son suplentes en sus equipos, ha demostrado que el jugador español compite como ninguno. Todos los entendidos de otros países valoran esto de nuestros jugadores. Y que, no siendo de los mejores físicamente, sí que lo son técnicamente. Sin embargo, solo el 27% de los jugadores inscritos en la ACB son españoles. Sí, el 27%. 66 españoles entre 238 jugadores. Y eso que hay obligación de tener 5 jugadores formados en España por equipo.

Digo que nada cambia porque ya tuvimos veranos en los que España hacía un gran papel en la competición que le toca disputar y ese tirón mediático no se refleja después en la Liga ACB, donde parece que sólo se promociona como es debido la Copa del Rey. Y tampoco es nuevo el bajo porcentaje de jugadores españoles en nuestra Liga. La temporada pasada, por ejemplo, fueron 64.

Nosotros, los aficionados de Unicaja, tenemos mucha ilusión en el equipo que se ha formado este año. Sólo habíamos visto los partidos de la clasificación para la BCL, la competición europea que jugará Unicaja esta temporada nuevamente. No nos engañemos, no había rival en esos partidos. Pero lo que mostró el equipo gustó. Una plantilla agresiva e intensa, poniendo mucha energía en el juego y con una rotación larga. Esto implica que la concentración de los nuestros debe ser muy alta porque si sales y no aportas puede ser que no vuelvas a entrar.

Esta ilusión se refleja en los 6.500 abonados que tiene el club antes de comenzar la competición. Después la realidad te pone en tu sitio y Baskonia en el primer partido te pasa por encima en dos cuartos y te deja sin opciones de victoria. Sin duda el partido del viernes fue para todos un jarro de agua fría tirada a mala leche sin que te lo esperaras. El equipo debe aprender que si queremos volver a ese lugar que Unicaja no debió perder nunca entre los mejores equipos de España tiene que jugar con el ritmo, la intensidad y la energía con la que se juega en Euroleague. Si no lo haces no podrás competir contra los equipos de Euroleague de la ACB, como se pudo ver el viernes. Esto se empieza a construir desde la defensa y recibir 103 puntos no es la mejor carta de presentación.

En el equipo hay jugadores que vienen de jugar esa competición y saben cómo se juega ahí. Están acostumbrados a ese ritmo tan alto y esa intensidad. Seguro que aprenden la lección que nos enseñó Baskonia y pronto somos capaces de igualar esa energía porque deben saber que el equipo está obligado a poner a Unicaja en los puestos destacados en la ACB.

Lo único bueno de todo esto es que la Liga se inicia con doble jornada y esta tarde a las 17 horas visita el Carpena el Gran Canaria de Lakovic, que viene de ganar al Barça. No hay tiempo para deprimirse y hay otra oportunidad para mantener la ilusión de la afición. Y es que esta tarde no se puede fallar.

Compartir el artículo

stats