Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Luis M. Alonso

SOL Y SOMBRA

Luis M. Alonso

Identitarismo peligroso

Con la Ley Trans, el PSOE no parece tener mayor inconveniente en enfrentarse a las organizaciones feministas clásicas y a la corriente de rechazo entre muchos de sus votantes

Los socialistas, cocidos en un supuesto debate interno angustioso, van a por otra prórroga de la famosa Ley Trans, una de esas piezas inexplicables con las que la izquierda identitarista pretende desde hace años un nuevo papel en la sociedad suplantando sus planteamientos ideológicos de siempre. Y que en España arrastra incomprensiblemente a un abismo a los socialdemócratas, verdaderos protagonistas de un izquierdismo moderado que contribuyó en otro tiempo eficazmente a la modernización del país. Lo peor de todo no es que el PSOE se haya estancado hasta hacerse irreconocible incluso para los suyos, sino la sospecha de que su destino no es otro que aceptar pulpo como animal de compañía, una elección tras otra. Ahora es Unidas Podemos y mañana puede volver a serlo; una vez que se ha abierto la puerta a un pacto tan arriesgado con amistades tan sumamente incómodas para el sentido común es posible que la suerte esté ya echada.

La Ley Trans no solo es un engendro que haría dudar a cualquier persona en sus cabales, es también el mejor ejemplo del riesgo que supone compartir gobiernos con cualquiera que asume la defensa de cualquier minoría decidida a imponer privilegios identitarios a una mayoría que los rechaza. Si el ejemplo más grosero es la Ley Trans, el más larga y tristemente conllevado por los españoles es el desafío del nacionalismo separatista, que en unas circunstancias como en las actuales hace que un Gobierno débil, por razones de subsistencia, pueda llegar a ser capaz de asociarse con los enemigos del Estado en vez de defender, como sería su deber, el orden constitucional frente a sus constantes amenazas. En cuanto a la Ley Trans, el PSOE no parece tener mayor inconveniente en enfrentarse a las organizaciones feministas clásicas y a la corriente de rechazo entre muchos de sus votantes. Las enmiendas que presentará haciendo uso de esta nueva prórroga solo tienen que ver con cubrirse las espaldas jurídicamente ante las denuncias que se avecinan en los tribunales.

Compartir el artículo

stats