Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

FRancis Tomé

Zona Press

Francis Tomé

El mejor Alberto Díaz

Alberto Díaz. ACBPhoto

Después del protagonismo que Alberto Díaz alcanzó en el último Europeo haciendo ver la importancia de un trabajo que muchos llaman secundario, pero que fue determinante para lograr esa medalla de oro que nadie esperaba, el pelirrojo ha vuelto a su equipo para seguir asumiendo un rol principal.

El Europeo no le ha cambiado. Ha sido objetivo de todos los medios de comunicación por lo que hizo este verano en esa competición tan importante a nivel mundial. Pero cuando le oyes hablar o lees sus declaraciones sientes al mismo chaval con el que algunos tuvimos el privilegio de crecer, un tipo normal, con la cabeza muy bien amueblada que no se olvida de los suyos y que sabe controlar ese éxito.

En este nuevo Unicaja también vemos un Alberto distinto. Seguro que ese famoso Eurobasket que jamás olvidará le habrá ayudado. Pero creo más que ahora, a sus 28 años, está en su nivel más alto de madurez como jugador de baloncesto. Además, es el capitán de su equipo de toda la vida, algo que a la fuerza le hará mejor jugador.

Un año más, ha partido como segundo base del equipo. Todos los años viene un jugador nuevo en su puesto que, de inicio, está por delante de él. Pero todos los años acaba jugando él. Alberto lo asume con normalidad y hace su trabajo en la cancha porque sabe que así logrará que su juego tenga importancia en el equipo. Este inicio de temporada no está siendo diferente puesto que ya es protagonista, y mucho, en Unicaja.

El Europeo le ha proporcionado respeto por todos los rivales, incluso del estamento arbitral. Le vemos mucho más presente en su diálogo con los árbitros en cada partido, él que siempre ha sido un chico de los que hablan poco. Hasta algún diálogo con algún entrenador rival hemos visto en mitad de un partido.

No le pidamos a Alberto que se pase el balón cinco veces entre las piernas, que cree ventajas imparables o que haga canastas de highlight. Él no es eso. Sus virtudes son otras. Mucho se ha hablado de lo que es capaz de hacer en defensa, menos se ha hablado de lo mucho que ha mejorado en su tiro a pies parados o tras bote, o de que siempre toma la decisión adecuada en ataque. Pero es que, además, es capaz de cambiar un partido, de ganarlo para su equipo. Esto pasó el pasado miércoles en el Carpena en el partido de la BCL ante el Paok de Salónica. Unicaja no estaba jugando bien. Es cierto que dominaba el marcador pero Paok siempre estaba lo suficientemente cerca como para intentar llevarse la victoria. Franke, el mejor de los griegos, estaba siendo el jugador diferencial anotando y creando juego para que otros compañeros anotasen. El partido llegó muy igualado al último cuarto y ahí apareció Alberto Díaz para secar, de manera literal, a Franke. Consiguió desde la defensa que el mejor jugador hasta ese momento del partido desapareciera y con él, su equipo. En ese último cuarto solo anotaron 9 puntos, solo tres canastas en juego y, claro está, Unicaja ganó.

Está claro que un solo jugador no puede defender a cinco. Es cierto que Perry fue el mejor compañero para Alberto en ese momento defensivo del partido y que Lima, Osetkowski y Kalinoski hicieron un gran trabajo. Pero Alberto en ese trabajo es diferencial, inigualable.

Ahora llegan las ventanas para la selección española abriéndose las posibilidades para todos los jugadores españoles que no pertenecen a equipos Euroleague. Alberto en estos últimos años siempre ha sido un fijo para este tipo de convocatorias. La diferencia es que este nuevo Alberto ya no está entre los doce de España sólo para las ventanas, él será parte de la selección en las grandes competiciones como lo son los jugadores españoles NBA o Euroleague.

Posiblemente pocos piensan que Alberto pueda estar en el pensamiento futuro de los mejores equipos de Europa por no ser un gran anotador o un generador de ventajas. Pero creo que pocos pueden discutir que su nivel defensivo y esa capacidad para cambiar el signo de un partido desde la defensa es nivel top entre los jugadores de su posición en Euroleague. Esa suerte tenemos nosotros, de que los mejores clubes de Europa no se planteen reclutarle y podamos seguir disfrutando por muchos años del mejor Alberto Díaz.

Compartir el artículo

stats