NO ES ACONSEJABLE CONSULTAR TANTO CON LA ALMOHADA

Cuando se tienen serias dudas sobre algún asunto que nos preocupa y no sabemos qué hacer, o qué decisiones debemos tomar, hay varias alternativas antes de pasar a la acción.   A pesar de que está muy extendida la creencia de que lo mejor es tomarnos algo de tiempo para pensar y reflexionar con detenimiento, como método más apropiado para evitar equivocaciones que podríamos lamentar, lo que coloquialmente se conoce como «consultar con la almohada», no siempre es lo más aconsejable.   En ocasiones, por muchas vueltas que le demos a un determinado asunto para encontrar la solución, si no nos dejamos aconsejar por algún especialista en esta materia, o lo que es lo mismo, por un buen psicólogo o una buena psicóloga, es muy probable que no encontremos la salida oportuna a nuestro problema.   Podemos dar mil y una vueltas a la almohada, no dormir en toda la noche y levantarnos con el ánimo por los suelos, sin haber encontrado respuestas a nuestras preocupaciones, teniendo como tenemos excelentes profesionales que nos pueden ayudar a ver las cosas como son y a enfilar el camino que nos permita divisar la luz al final del túnel.

Enrique Stuyck Romá

Málaga