La infancia es la forja de la personalidad: 20 de noviembre: Día Mundial de la Infancia

Los primeros años de vida de nuestros peques, futuro y esperanza del planeta, son fundamentales en el desarrollo de su delicada y vulnerable identidad. A pesar de que debemos educarlos con mucho afecto parental, para que su personalidad como ciudadanos integrales aflore sin traumas, no les concedemos la atención debida y cada día sus derechos son tristemente pisoteados: muchos carecen de una vivienda digna en la que protegerse, no tienen derecho a asistencia sanitaria ni acceso a la educación, son prostituidos, trabajan agotadoramente sin poder jugar, son huérfanos, sufren abusos sexuales y, en las guerras que pueblan el planeta, son el colectivo que peor lo pasa quedando traumados de por vida.   Nuestro deber debería ser proteger su bienestar y desarrollo; pero vamos a legarles un planeta devastado –774 millones de niños están en riesgo elevado por la emergencia climática–. Debemos reflexionar con urgencia en nuestra relación con ellos y el ruinoso legado climático que les vamos a dejar.

Miguel Fernández-Palacios Gordon

Málaga