Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

José María de Loma

Viento fresco

Jose María de Loma

Todos a la calle

Cuando no saben qué decir dicen que hay que salir más a la calle. Qué manía, con el frío que hace. Qué brasas

Alberto Núñez Feijóo, Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida han coincidido con Mario Vaquerizo en el stand de Madrid de Fitur. EFE

Feijóo ha dicho este fin de semana que «Sánchez ha perdido la calle». Y que «ya no puede salir». Y lo ha dicho en un acto cerrado, en un teatro, rodeado de conmilitones. Feijóo dice que Sánchez no puede salir a la calle pero él tampoco sale y prefiere también no ir a la manifestación que se celebró el domingo con el PP como uno de los instigadores. Feijóo está pero no está, alienta pero se ausenta. Incoherencia eres tú.

Y ahora viene su propuesta estrella: vulnerar la ley. Quiere que gobierne la lista más votada, lo cual es violentar el sistema parlamentario, mediante el cual quien consigue más votos de más diputados sean del partido que sean consigue ser investido. Si gobernara la lista más votada (y ha ido a Cádiz a decirlo) no habría gobernado Juanma Moreno en la primera legislatura, ya que necesitó los votos de Cs y Vox ante la lista más votada: el PSOE.

Lo que Feijóo propone es una trampa al sistema. Por mucho que sí, que sea simpática la idea de que tiene más legitimidad el que tiene más votos. Y de otro lado tenemos a Juan Espadas, que ha instado a los suyos a salir a la calle. Qué manía, con el frío que hace. Dice Espadas que hay que «salir de las agrupaciones y de contar votos», en clara referencia a la miriada de inútiles que tiene en su partido preocupados solo por su cuotitas de poder en su agrupacioncita. Cuotita de poder que da pasaporte al cargo. Y por supuesto, fin de los diminutivos, al sueldazo. Aunque ahora el PSOE andaluz tiene poco que repartir. Si acaso puede repartir mucha lástima. La da. Sin liderazgo, sin votos, sin perspectivas y con el susaneo presto a volver a liarla si las cosas van mal en las municipales.

Los vamos a tener a todos estos meses en la calle. Va a ir usted por la calle y le van a pedir el voto o le van a dar la brasa o un mitin. De todo le van a dar menos soluciones.

Apadrine a un preconcejal, es barato, da compañía y si le promete el voto a lo mejor ni habla y por las tardes le invita a usted a un chocolate con churros y a una copita de anís.

Una, que si no, luego empieza a decir idioteces.

Compartir el artículo

stats