MÁLAGA SOLIDARIA

Málaga, una oportunidad para afianzar el modelo E2O

Ignacio Vázquez

Ignacio Vázquez

Málaga acogerá los próximos 18 y 19 de abril el VII Encuentro Nacional de la Asociación Española de Escuelas de Segunda Oportunidad (E2O) con la colaboración de Fundación Don Bosco y la Asociación Arrabal-AID que, con el lema #CreaTuCamino, abordará los grandes retos y desafíos a los que se enfrentan los y las jóvenes en nuestro país, especialmente quienes sufren mayores dificultades o se encuentran en situación de exclusión social y laboral. Más de 350 participantes entre alumnado, equipos docentes, orientadores y expertos de los ámbitos educativos y empresariales debatirán sobre un modelo pionero e innovador que se afianza cada año que pasa y que se ha convertido en una eficaz herramienta de inclusión social, que ofrece una nueva oportunidad a las personas jóvenes entre 15 y 29 años que en un momento de sus vidas tuvieron dificultades en su recorrido académico ordinario y ahora muestran su verdadero potencial y las ganas que tienen por superar todas las adversidades.

A nadie puede resultar extraño que España cuente con una de las tasas de desempleo juvenil más altas de la OCDE, cifra que se relaciona con el abandono escolar temprano, que roza el 14 por ciento, uno de los valores registrados más altos en comparación con el resto de países europeos y por encima de la media de la UE, que se sitúa en el 9,7%. Una realidad, por tanto, que demanda nuevas estrategias y mecanismos para cambiar la tendencia, que nos obliga a escuchar a los verdaderos protagonistas, jóvenes que no sólo son el futuro sino el presente de nuestra sociedad.

Más allá de las cifras, son muchas las historias, experiencias y vivencias que se dan en cada una de las 46 Escuelas de Segunda Oportunidad acreditadas, de los vínculos que se forjan entre los más de 7.800 jóvenes y los equipos de dinamización educativa. Las E2O muestran su pertinencia aportando soluciones eficaces a la situación de las personas jóvenes con un menor índice de empleabilidad, para ello combinan formación integral (competencias técnico-profesionales, básicas y transversales) con un acompañamiento para el desarrollo y crecimiento personal donde resulta fundamental la implicación del tejido empresarial y, cómo no, también de las administraciones públicas, que van siendo conscientes poco a poco de que la enseñanza y el empleo suponen un reto global al que hay que dar respuesta de forma integral, adaptándose a las necesidades específicas de cada caso y aprovechando las bondades que nos ofrecen las nuevas tecnologías.

Me consta que son muchas las organizaciones sociales, organismos públicos y privados y empresas a los que les preocupa la falta de respuestas a los problemas de la juventud. Por ello, Málaga debe convertirse en un punto de encuentro entre todos los agentes sociales implicados para reforzar el trabajo en red y encontrar respuestas conjuntas al abandono escolar temprano y el desempleo juvenil, subrayando los puntos comunes al amparo de la reciente ley de integración de la Formación Profesional que vienen a responder a los intereses, expectativas y aspiraciones de cualificación profesional de las personas a lo largo de su vida y a las demandas de los sectores productivos. Como se dice en el texto gubernamental, es el momento de activar «una palanca de transformación económica y social para el país», las segundas oportunidades en la educación y el empleo deben formar parte ya de nuestro Estado del Bienestar.

Suscríbete para seguir leyendo