Cartas de los lectores

Diego Sánchez Bolsa

Ortografía

No hace falta ser precisamente un Einstein para constatar el gran avance que ha supuesto la tecnología en nuestras vidas -sobre todo, en este siglo XXI- aun no estando exenta de inconvenientes. Porque -a bote pronto y como muestra un botón- es una verdadera realidad que en cuanto a la ortografía de nuestros adolescentes y jóvenes se refiere, ha empeorado ostensiblemente muy especialmente desde que empezaron a enviarse mensajes por SMS, los cuales por su espacio reducido, empezaron con la moda de escribirse sin algunas letras o, incluso, intercambiando unas por otras.

Y es que, los errores ortográficos de los usuarios de nuestra chavalería de hoy día en sus escritos, además de haber ido aumentando paulatinamente con el paso del tiempo, muestran en múltiples ocasiones, tanto el uso de palabras o frases inadecuadas como una excesiva utilización de abreviaturas, lo que supone a todas luces un evidente empobrecimiento del lenguaje.