360 GRADOS

EEUU redobla sus amenazas contra Irán

En clara alusión a Irán y a Hezbolá, Blinken instó a los miembros del Consejo de Seguridad a enviar una clara advertencia a todo Estado o grupo terrorista «que trate de abrir un nuevo frente contra Israel o atacar a EEUU o a sus aliados».

Joaquín Rábago

Joaquín Rábago

El Gobierno de Joe Biden ha redoblado sus amenazas contra Irán, país al que acusa de estar detrás de todos los grupos «terroristas» que operan en Oriente Medio y acosan a su protegido Israel.

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, en el Consejo de Seguridad de la ONU, y también los portavoces de la Casa Blanca y el Pentágono han advertido a Teherán de que EEUU responderá «con rapidez y contundencia» a cualquier ataque a sus tropas.

Según el general Pat Ryder, portavoz de Defensa, milicias apoyadas por Teherán han atacado en diez ocasiones a las tropas estadounidenses estacionadas en Irak y en tres, a las que mantiene ilegalmente en Siria con el pretexto de la lucha contra los yihadistas.

Las advertencias de Washington se producen inmediatamente después de la visita que hizo a la región el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, quien acusó a EEUU de aumentar peligrosamente su presencia militar en Oriente Medio.

En la ONU, Blinken aseguró que su país está decidido a evitar la extensión del conflicto y recordó que es responsabilidad del Consejo de Seguridad «mantener la paz y la seguridad internacionales».

La ampliación de la guerra de Gaza, dijo el secretario de Estado, «tendría un efecto devastador no sólo para los palestinos y los israelíes, sino para toda la región y el mundo entero».

En clara alusión a Irán y a Hezbolá, Blinken instó a los miembros del Consejo de Seguridad a enviar una clara advertencia a todo Estado o grupo terrorista «que trate de abrir un nuevo frente contra Israel o atacar a EEUU o a sus aliados».

A juzgar por las palabras de Blinken, Estados Unidos pretende dejar que Israel continúe su mortífera operación en Gaza sin que nadie mueva un dedo en defensa de los palestinos.

Por boca del secretario de Estado y los portavoces de la Presidencia y el Pentágono, el Gobierno de Joe Biden acusó también a los líderes iraníes de querer borrar a Israel de la faz de la Tierra.

Algo parecido, habría que decir, a lo insinuado por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, cuando presentó en la última Asamblea General de la ONU un mapa del Estado judío del que había desaparecido Palestina.

Pero si Blinken tiene fama de «neocon», al igual que la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos, especializada en Ucrania, Victoria Nuland, ¿qué decir de personajes como el veterano senador por Carolina del Sur Lindsay Graham?

El conocido legislador republicano se ha manifestado una y otra vez en público a favor de bombardear sin más a Irán. «Si se produce una escalada en esta guerra contra Israel, la culpa será de Irán, que tendrá que pagar por ello un precio muy elevado», afirma Graham, que dice estar seguro de que EEUU ganaría la guerra al país de los ayatolas.

Graham y otros como él no parecen comprender que si Estados Unidos atacase a Irán, país en cualquier caso fuertemente armado, Rusia no se quedaría de brazos cruzados, lo cual nos llevaría a todos hasta el borde del precipicio.

Suscríbete para seguir leyendo