Opinión | En corto

Tiempo muerto

El tiempo muerto es, en la cultura del baloncesto, una medida para cortar la dinámica de juego del contrario. Un procedimiento internalizado por todo jugador de ese deporte, como Sánchez, que plantea un tiempo muerto de 5 días. En informática no sería tan distinto de un reseteo en un momento de aparente bloqueo del sistema. ¿Pesan más los factores tácticos o los personales? En el político de verdadera raza no suelen ir tan separados. Lo que parece claro es que durante el tiempo muerto permanecerá hermético, hasta para los más próximos, esperando a que todos (los suyos, dirigentes y barones de su partido, aliados de legislatura e internacionales, oposición, medios) hablen. Entonces, como todavía no puede disolver, dirá si se va, se queda o se somete a una cuestión de confianza sobre una declaración política general. Vista la carta, que es un verdadero «yo acuso», descarto lo primero.

Suscríbete para seguir leyendo