27 de marzo de 2018
27.03.2018
Anecdotario

Curiosidades del Martes Santo

La Victoria, el Centro, Nueva Málaga y El Perchel coinciden en una jornada que se está convirtiendo en una joyita

28.03.2018 | 00:17
Campana tubular en su funda.

La idea del Martes Santo victoriano ha quedado superada por la realidad de un día que une barrios muy dispersos. La Victoria, el Centro, Nueva Málaga y El Perchel coinciden en una jornada que se está convirtiendo en una joyita. Sus hermandades ha ido ganando empaque en los últimos años, en una bendita coincidencia.

Seguridad. El estado de alerta o la mala experiencia con la avalancha del año pasado han provocado un notable aumento de la presencia policial. No es raro que haya hasta ocho agentes en cada salida procesional, controlando los tramos más complejos de los recorridos. El Lunes Santo por la noche, las calles Cárcer y Casapalma estaban literalmente tomadas por la policía, que incluso había precintado el tramo final antes de llegar a Álamos, algo más estrecho.

«Paco, Paco». El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se dio ayer un baño de multitudes. Literal. Acudió al paso de la cofradía del Rocío en este punto emblemático y gran parte de la Tribuna de los Pobres empezó a corear su nombre. El alcalde, encantado por esta demostración espontánea de cariño, empezó a saludar con una sonrisa de oreja a oreja. ¿Estaría Cassá por allí?

La belleza está en los detalles. La cofradía del Rescate cuida con mimo los detalles más pequeños. Los botijos para refrescar a los portadores llevan el nombre de la cofradía y las cintas que ciñen el pelo a las monaguillas de la sección de la Virgen llevan grabada la jaculatoria ´Gratia plena´, en referencia a su titular.

Campana tubular. Puede que se hayan fijado en ese instrumento al ver pasar a la Agrupación Musical San Lorenzo Mártir. Es un tubo negro, que debe medir más de 1,70 metros y lo lleva una integrante de esta formación a la espalda. Dentro está la campana tubular, un instrumento de metal y de percusión que se utiliza en algunas marchas, como Mi ángel de la madrugá y La mirada de Jesús.

Alarmados. El paso de la cofradía de la Sentencia por la calle Álamos fue algo más accidentado de lo esperado. Cuando el trono del Señor pasaba junto el Mesón Cervantes y la Banda de Torredonjimeno empezaba a tocar una marcha, una alarma saltó de forma inoportuna con su sonido estridente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook