05 de junio de 2013
05.06.2013

Tributo a una gesta

05.06.2013 | 11:27

Hoy son tantas las cosas que le hacen emocionarse que no ha parado en todo el día de llorar, abraza a su nieto y está contándole parte de lo que ocurrió en aquellos días, le dice que no quiere que nunca se vuelva a repetir algo igual.

Esta tarde coronan en la Plaza de la Constitución, a su Virgen, al tesoro que aquél lejano Mayo pudo recuperar. Su nieto no dejaba de abrazarlo cada vez que ve que las lágrimas irrumpen en esa cara curtida por una vida cargada de batallas y de hechos, una vida en la que siempre ha fijado sus miradas en la Dolorosa que ahora habita en su nuevo templo y que con la ayuda de sus compañeros en aquellos tristes días intentó recuperar.

Ha recibido el encargo de la cofradía de que apadrine la Coronación. Para él es el mejor recuerdo que se puede llevarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook