08 de junio de 2013
08.06.2013

La Esperanza siempre espera

08.06.2013 | 11:43

Por fin daban las tres, cambio de turno y volvía a casa. Había sido un día malo, reducción de la plantilla eran las palabras que esa noche merodeaban por mi cabeza. Decidí volver por otro camino, cogería el margen derecho del río para tomar un poco de aire en aquella calurosa velada. Cuando subía por el pasillo Santa Isabel a lo lejos oí tambores y caí que hoy era el día, me lo habían dicho pero mis preocupaciones me habían hecho olvidar que se coronaba la reina. ¿Cómo podía haberme olvidado? Fue un momento confuso, sentí alegría por haber elegido cambiar de camino esa noche y rabia, rabia por haberme olvidado de ella. Un señor que al igual que yo esperaba su paso, desveló de mis ojos lo que estaba sintiendo, se acercó y me dijo, la Esperanza te estaba esperando esta noche y aquí estás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook