30 de enero de 2010
30.01.2010

Patrimonio

Encuentran una receta del mollete de Antequera de hace 500 años

Alumnos de un taller de empleo la encuentran cosida a mano en los márgenes de un libro de cuentas

30.01.2010 | 01:19

La receta fue encontrada cosida a mano entre los márgenes de un libro de cuentas de la familia Marqués de la Vega. Sus renglones torcidos, aunque con letra bastante clara en castellano antiguo, aparecen plagados de términos gastronómicos en los que los protagonistas son la harina, la leche y los huevos. La información viene precedida por un título bastante clarificador, molletes reales, y su antigüedad data del siglo XVI.
Este legajo culinario ha sido rescatado entre la documentación, de muy diversa índole, que atesora el Archivo Municipal de Antequera, y que en parte ha sido digitalizada y convertida en formato informático gracias al desarrollo del taller de empleo Pósito de Memoria.
A este taller le precedió el Arca de la Memoria y, desde el Ayuntamiento, se ha vuelto a apostar por la solicitud de un nuevo taller documental (Hilo de la Memoria) que permita continuar la labor de recuperación ya iniciada. No en vano, suman más de tres millones los documentos que han sido "rescatados" a través de estas sofisticadas técnicas de tratamiento digital.
La mencionada receta de molletes ´reales´ goza de un valor que sobresale por encima de su peso histórico. Y es que permite constatar la elaboración de este panecillo en los hogares antequeranos desde hace cientos de años, un hecho que contribuye a reforzar la promoción gastronómica y turística impulsada entre Antequera y sus molletes.
"Son muy útiles y valiosos documentos de este calado, no sólo a título de promoción de la ciudad de Antequera, sino para la obtención de determinados sellos de garantía gastronómicos como lo son las denominaciones de origen", explica el archivero municipal, José Escalante.
No obstante, la elaboración de este mollete con más de 500 años difiere en parte del actual, ya que las técnicas gastronómicas y los ingredientes utilizados permiten relacionarlo más con un panecillo dulce, servido tradicionalmente a la hora del café.
"Pero es el mollete de Antequera, el que ahora elaboran las fábricas más tradicionales de Antequera, con los avances que ofrece el tiempo", aclara la consejera de Cultura, Rosa Torres, durante la visita que realizó ayer al archivo con motivo de la clausura del taller de empleo Pósito de Memoria, que ha permitido formar en tareas de tipo documental a 24 personas.
Muchos han sido los documentos que se han "desempolvado" durante el desarrollo de este taller de empleo, que también ha iniciado la ardua tarea de digitalizar todas las cintas de video y magnetófonos sobre plenos municipales que conserva el pósito entre sus paredes. La historia de Antequera se hace más viva y accesible que nunca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook