06 de julio de 2010
06.07.2010

Más números, menos política

"Oña primero y Arenas después han frenado el debate sobre la sede en el PP de Málaga", por José María de Loma

06.07.2010 | 10:35

El alcalde de Málaga calentó el debate de las cajas haciendo al final de la semana pasada declaraciones de tono beligerante condicionando su apoyo a la fusión entre Unicaja y Cajasol a que la sede estuviera en Málaga. Juan Ignacio Zoido, portavoz del PP en el Consistorio de Sevilla hizo otro tanto apostando por la sede en la ciudad hispalense. "Con uñas y dientes". Pero Esperanza Oña primero y Javier Arenas después los han frenado y en cierto modo desautorizado. Y eso que el que suscribe pensó (todavía está a tiempo de caer en esa tentación) que Arenas iría de gira diciendo en cada provincia lo que la parroquia quisiera oír.

En cualquier caso, lo que urge es que hablen primero los números y luego la cuestión de la sede caiga como cosa madura. En un fusión entre Unicaja y Cajasol, la primera representaría aproximadamente el sesenta y cinco por ciento de la entidad resultante. Y eso es inopinable y de ello respecto a la sede tiene que deducirse lo que tiene que deducirse. Unicaja tiene una tasa de morosidad del 2,8 y Cajasol del 6. Unicaja tiene unos activos de 34.200 millones de euros y Cajasol de 28.200. La cobertura de Unicaja es la máxima del sector y el patrimonio de la malagueña ronda los 3.000 millones de euros por 1.890, en números redondos, de Cajasol. Los beneficios antes de impuestos de Unicaja son 234 millones, bastante más del doble que la entidad sevillana. Son datos públicos y notorios. Los políticos la están liando. Incluyendo impulsar la fusión en modo, manera y momento tal vez inadecuado... (sigue leyendo)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook