Turismo y Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol han ido siempre de la mano en Málaga. No se entiende el uno sin el otro. Por este motivo recibe este elemento catalizador del desarrollo turístico de Málaga y Andalucía el Premio Turismo 2021 de La Opinión de Málaga, que se entrega el 26 de octubre en una gala que se celebra en el Auditorio Edgar Neville, de la Diputación de Málaga con el patrocinio de la Junta de Andalucía, Unicaja Banco, Málaga de Moda, Diputación de Málaga, Acosol, Cerveza Victoria y Telefónica.

Una infraestructura fundamental para el turismo históricamente y especialmente ahora, en estos tiempos del Covid, tras demostrar su capacidad de adaptación y resiliencia, manteniendo su función vertebradora del territorio, dinamizando la economía y facilitando la conectividad con total seguridad. El Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol ha dado buena muestra de su disposición a adaptarse con inmediatez y en tiempo récord a la incierta realidad provocada por la pandemia. Pasó de gestionar el mayor tráfico de su historia en 2019, el año del centenario, al mínimo conocido en apenas semanas y con la misma calidad del servicio. Pasó de facilitar la movilidad de 20 millones de personas al año a centrarse en las mínimas operaciones esenciales y excepcionales de repatriación y sanitarias y, posteriormente, a ajustarse a la demanda del tráfico de manera progresiva y segura, siempre en función de la evolución de la pandemia. Para ello, llevó a cabo cuatro reorganizaciones con eficiencia, preservando en todo momento la seguridad y salud de viajeros y trabajadores. Una seguridad sanitaria que ha sido destacada por prestigiosos organismos internacionales, como el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), que le ha otorgado el ‘Airport Health Accreditation’, un reconocimiento que contribuye al fortalecimiento del turismo y del destino Málaga-Costa del Sol. Con la temporada veraniega llegando a su fin el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol ha atendido en el periodo de junio a septiembre un total de 44.840 operaciones y 4.523.804 viajeros, lo que da una idea muy certera de la constante recuperación que se observa en el aeródromo malagueño.

Si hablamos de su actividad en los primeros nueve meses del año, las operaciones ascendieron a 61.849 (un 54,4% del tráfico de los primeros 9 meses de 2019)con un total de 5.549.338 pasajeros (un 35,4% del volumen de pasajeros entre enero y septiembre de 2019).

Otro de los factores que miden la actividad del aeropuerto es la conectividad, que en destinos es un hecho: en 2019, más de 50 compañías aéreas conectaban Málaga con casi 150 destinos (más de 120 ciudades de 35 países). En la actualidad, 48 aerolíneas, tan sólo dos menos que en 2019, conectan 125 destinos (97 ciudades de 27 países).

El decano de los aeropuertos españoles encara el futuro robustecido y comprometido con el territorio, las personas, el medioambiente, la innovación y la búsqueda permanente de la excelencia y la calidad del servicio.