María Casado fue una de las grandes protagonistas de la noche. Se ganó a todos los asistentes con su simpatía y humildad, y el sincero agradecimiento por un premio que la dedicado su nueva tierra, la que ha elegido, Málaga. Como resumió horas después de recibir el galardón desde su cuenta de Twitter: «Todo es posible en mi Málaga querida».

Para Casado el Premio de Cultura de La Opinión de Málaga ha supuesto el broche de oro a un año largo realmente espectacular; desde que Antonio Banderas la llamó para hacerse cargo de la división audiovisual del Teatro del Soho CaixaBank, diseñó con el actor y empresario malagueño una aplaudida gala de los Goya sin premiados en el teatro (ojo a la papeleta, que ambos solventaron con elegancia y sensibilidad), realizó y estrenó un programa de entrevistas para una plataforma de streaming (Escena en blanco y negro, para Amazon Prime) y acaba de estrenar una campaña publicitaria, Suntalgia, para promocionar el turismo en la Costa del Sol. Encima, está preparando su vuelta a TVE, en prime time, nada más y nada menos, que, según sus propias reglas, con la productora de Banderas y que ella lidera.

Casado, durante su discurso de agradecimiento.

Acudió a la entrega del reconocimiento con Martina, su pareja, una andaluza que seguro también ha contribuido a que María Casado declarara al recoger el galardón: «Málaga para mí ha sido un cambio de vida. He decidido venir y quedarme». Un premio que también ha sido para nosotros, los malagueños, que no hacemos más recibir halagos y palabras bonitas de una de las mejores comunicadoras de nuestro país. Un honor que sea ya una de los nuestros.

María Casado, con el Premio Cultura 2021 de La Opinión de Málaga.