El Hospital Vithas Málaga ha actualizado el protocolo de actuación ‘Código Ictus’, para crear un engranaje perfectamente sincronizado de todas las áreas implicadas en el abordaje de esta enfermedad, entre las que figuran el servicio de urgencias y las áreas de radiología, neurología, medicina intensiva y medicina interna del hospital.

“El objetivo del ‘Código Ictus’ es, precisamente, coordinar a un grupo amplio de profesionales para garantizar que todo se haga con la suficiente rapidez y calidad para que nuestros pacientes puedan tener los mejores resultados en salud, disminuyendo así sus secuelas” explica el Dr. Pedro Serrano, jefe de Servicio de Neurología de Vithas Málaga y Xanit Internacional.

Para esta actualización, todas las áreas involucradas en el proceso tienen una preparación específica y se coordinan para optimizar tiempos y recursos. “El ictus es una patología "tiempo-dependiente", esto quiere decir que la agilidad para poner en marcha los tratamientos emergentes, sobre todo fibrinolisis y terapias de recanalización, es fundamental para conseguir los mejores resultados” destaca el Dr. Serrano.

La novedad de este protocolo es que mejora los tiempos y racionaliza las intervenciones. “Además, se ha desarrollado un algoritmo de decisiones que hace que cada profesional implicado en la asistencia desde el médico de urgencias, pasando por la enfermería especializada y el radiólogo, hasta el neurólogo o el intensivista, sepa qué actuación debe desarrollar en cada momento” asegura Pedro Serrano. La ventana "standard" para una fibrinolisis en el caso de ictus isquémicos se establece, según evidencias científicas en 4,5 horas desde el inicio de los síntomas. Sin embargo, hoy sabemos que en determinadas situaciones y en función de los resultados de algunas pruebas complementarias muy específicamente destinadas a la visualización del área de penumbra isquémica, dicho periodo puede ampliarse a las 9 horas desde el inicio de los síntomas. En el caso de la trombectomía mecánica en ictus de circulación anterior, la ventana es mayor, situándose en este momento en las 16 horas o hasta 24 horas en determinadas ocasiones.