Una pandemia que no mata, pero si tortura: hasta 8 de cada 10 personas la sufren en algún punto de su vida y puede hacerte la vida realmente imposible. El dolor de espalda es una patología que la mayoría sufrimos en silencio y que muchos no saben cómo atajar: desde medicinas, recomendaciones para sentarnos en el trabajo o dispositivos térmicos. 

Pero, como siempre, el ejercicio y la alimentación suelen ser los dos trucos más asequibles y efectivos para solucionar problemas como la lumbalgia. Y, aunque siempre es imprescindible acudir a un fisioterapeuta para tratar estas dolencias, también hay cuatro ejercicios al alcance de la mayoría que podemos poner en práctica. 

Pilates o yoga 

Cualquiera de los dos deportes se basa en ejercicios de estiramientos: ya sea para tonificar el abdomen o conectar con nuestro yo interior. Si sufres de dolores de espalda, una rutina moderada de ejercicios de cualquiera de las dos disciplinas va a significar un alivio inmediato de tu lumbalgia.  

Natación 

La natación es, por antonomasia, el deporte preferido de las personas que deben fortalece los músculos de la espalda; y la mejor opción si tenemos algún problema en las rodillas que nos impide hacer ejercicios de alto impacto. 

Caminar

Por último, andar sobre una superficie plana es de las mejores cosas que podemos poner en práctica para aplacar los pinchazos en la espalda.