Son muchas las personas que rechinan los dientes mientras duermen, lo que los especialistas llaman bruxismo, un hábito que con el paso del tiempo puede provocar una serie de problemas de salud que se suelen confundir con los de varias enfermedades.

Síntomas del bruxismo

Lo mejor, si creemos que podemos estar apretando la mandíbula durante el sueño, es acudir al dentista para que vea si tenemos bruxismo tras una exploración, pero hay una serie de síntomas que nos pueden hacer sospechar.

Dolor de cabeza

Este es uno de los principales signos del bruxismo, ya que al estar toda la noche apretando los dientes se genera una tensión que hace que al levantarnos la cabeza nos duela, liberándose poco a poco conforme va pasando el día.

Molestias en la mandíbula

Otro de los indicadores más claros de que estamos rechinando los dientes en las horas de sueño, algo lógico si pensamos que pasamos horas haciendo fuerza con ella, no estando diseñada para esto.

Dientes desgastados

Si cuando nos miramos los dientes vemos que hay zonas desgastadas, es posible que la causa sea el bruxismo, algo que suele ir asociado con dolor en las muelas que no tiene explicación, ya que no hay ninguna caries ni infección.

Nos levantamos cansados

No nos damos cuenta, pero al rechinar los dientes solemos despertarnos más de una vez, lo que significa que no descansamos bien, pues cada vez que esto pasa tardaremos un poco en dormir de nuevo y en reposar como hace falta.

¿Qué genera este problema en los dientes?

Los especialistas no conocen muy bien las causas del bruxismo, pero parece que el tipo de vida que llevamos influye mucho en su aparición.

De este modo, si tenemos estrés, ansiedad, tensión por el trabajo o los estudios, ira por alguna serie de problemas en la vida diaria, etc., vamos a tener más posibilidades de rechinar los dientes.

Así, además de tratar el bruxismo, habrá que hacer lo propio con el estrés o la ansiedad, para poder estar más tranquilos y que dejemos este hábito tan perjudicial para nuestros dientes.