Especial Salud

La sanidad privada, una alternativa cada vez más demandada en Málaga

El último informe de Unespa indica que casi medio millón de malagueños tienen contratado un seguro privado sanitario, lo que supone más del 30% de la población

Los malagueños apuestan cada vez más por los seguros privados de salud.

Los malagueños apuestan cada vez más por los seguros privados de salud. / L. O.

La Opinión

Los malagueños apuestan cada vez más por los seguros privados de salud.

La sanidad privada es una alternativa cada vez más demandada por los españoles, especialmente en Málaga, donde casi el 30% de la población ya tiene contratado un seguro sanitario. En total, 497.902 malagueños optan por esta opción a la hora de cuidar su salud.

Así lo recoge el último informe de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa), que revela la tendencia creciente de contratación de este tipo de seguros. Solo a lo largo de 2022 (últimos datos disponibles), la sanidad privada sumó casi 17.000 usuarios en la provincia de Málaga, mientras que en la última década el número de personas con una póliza de seguro de salud privado casi se ha duplicado, al pasar de 290.324 asegurados en 2012 a 497.902 en 2022, es decir, más de 200.000 personas en diez años.

Aunque en los últimos años la sanidad privada ha ido ganando terreno en Andalucía, la región se sitúa por debajo de la media nacional (25,32%) en cuanto a porcentaje de población que tienen un seguro de salud. En concreto, 1.886.108 andaluces tienen contratada una póliza privada, es decir, un 22,09%, según los datos proporcionados por Unespa.

Dentro del territorio andaluz, Málaga es la provincia con mayor proporción de usuarios en el sector privado, por delante incluso de Sevilla. Aunque la capital es la provincia que en términos absolutos cuenta con más usuarios en la sanidad privada (504.563), Málaga la supera en números relativos, ya que cuenta con la proporción más alta de toda Andalucía con un 28,91% de la población asegurada en la sanidad privada, frente al 25,7% de Sevilla.

Por su parte, Jaén y Granada se posicionan como las regiones con menor porcentaje de asegurados, ya que solo el 13,51% y el 16,21% de sus ciudadanos, respectivamente, tienen contratado un seguro.

Apuesta decidida

Esta apuesta creciente por la sanidad privada es una tendencia extrapolable al resto del país, ya que esta alternativa sanitaria ya ha convencido a 12 millones de españoles. Desde Unespa recalcan que «la sanidad pública y la privada no son rivales, sino que se complementan». A este respecto, destacan que las atenciones que presta la sanidad privada «son atenciones que se ahorra el sistema público sanitario».

A nivel nacional, Madrid y Cataluña son las regiones con mayor volumen de población con seguros privados contratados, aunque también hay que tener en cuenta que son comunidades que concentran un gran número de funcionarios y de empresas, que utilizan las pólizas privadas como un beneficio extra para sus trabajadores o una estrategia para retener el talento.

De hecho, según Unespa, uno de los fenómenos que ha impulsado la contratación de los seguros de salud es su creciente aceptación como «mecanismo de pago en especie». Explican que son muchas las compañías que han incorporado el seguro de salud para sus trabajadores como concepto retributivo complementario. «El seguro de salud es uno de los beneficios sociales más valorados entre la plantilla. Esto hace que los seguros constituyan una herramienta de atracción y retención de talento. Además, contribuyen a reducir el absentismo laboral», apuntan desde la patronal.

Empresas y personas

Esta realidad queda constatada por parte de ASISA, la tercera entidad con mayor cuota de mercado, tras el Grupo Mutua Madrileña y Sanitas. «Los seguros de salud son una de las demandas más frecuentes de los empleados de las empresas españolas y uno de los beneficios sociales más valorados. Con ellos, fidelizan a sus empleados y se convierten en empresas mucho más atractivas en sus procesos de contratación», confirma José Vega, gerente de la Delegación de ASISA en Málaga.

No obstante, los seguros de salud no son solo contratados por las empresas, sino también a nivel individual por un gran número de personas. El motivo, según Unespa, es que son «productos que se comercializan a precios competitivos y accesibles». En este sentido, destacan su oferta de tratamientos innovadores, el contar con opciones terapéuticas complementarias y por acceder al especialista «rápidamente», como las principales razones que justifican el crecimiento sostenido de la facturación del seguro de salud en las últimas tres décadas.