23 de febrero de 2018
23.02.2018
Recorrido

Cinco cofradías cambian su recorrido por un andamio en la calle Granada

Las obras en el antiguo Palacio de Solesio, para transformarlo en hotel, bloquean el paso de tronos

23.02.2018 | 05:00
El andamio que obstaculiza el paso de las cofradías.

Salutación, Humildad, Salesianos, Santa Cruz y Monte Calvario no pasarán este año por la calle Granada, ya que un andamio de grandes dimensiones impide el paso de los tronos a la altura de la plaza de la Judería.

El andamio tiene una base de hormigón muy importante y además se encarga de sostener parte de la fachada protegida del antiguo Palacio de Solesio, ahora en plena obra para convertirse en hotel. La imposibilidad de retirarlo de forma provisional, por el riesgo que supone para la fachada y la complejidad y coste de la actuación, obliga a cambiar el recorrido a las cinco cofradías que pasaban por ese tramo de la calle Granada.

La primera afectada por el andamio es la cofradía de Salutación, que subía por la calle Granada hacia la plaza de la Merced en el recorrido de vuelta a su casa hermandad. La alternativa por la que ha optado la entidad es bajar por la calle Granada desde la calle San Agustín, para entrar en Uncibay y subir por Casapalma, Cárcer, Montaño, plaza de Montaño y entrada en Guerrero y Gaona para su encierro.

La Humildad, también el Domingo de Ramos, tiene que alterar su recorrido de regreso a la Victoria tras la estación penitencial en la Catedral de Málaga. Si el año pasado subía por Echegaray para girar hacia la calle Granada y llegar a la plaza de la Merced, este año el recorrido de vuelta cambiará notablemente. El giro será a la altura de Méndez Núñez, entrando en Uncibay y subiendo por Casapalma y Cárcer, para callejear por Madre de Dios, Peña y Altozano, llegando así a la plaza de los Monos.

El Miércoles Santo verá cómo Salesianos tiene que alterar también su recorrido, girando hacia la plaza del Siglo, Granada, Méndez Núñez y Uncibay tras salir de la Catedral de realizar su estación penitencial. A partir de ahí seguirá hacia la plaza del Teatro, Carretería, Dos Aceras y Carrera de Capuchinos, en una subida larga y compleja, ya que la cuesta comienza desde la plaza del Teatro, con 700 metros muy empinados y ya en el tramo final del recorrido.

El Jueves Santo será la cofradía de la Santa Cruz la que tenga que alterar su recorrido por culpa del andamio. Eso le llevará a renunciar este año al paso por la calle San Agustín, una vía en la que esta hermandad ganaba mucho. La opción elegida lleva a la cofradía a subir por la calle Císter y Alcazabilla, algo más desangeladas para un cortejo que busca callejear por vías estrechas, más apropiadas para el tamaño de su trono y el carácter austero de su cortejo. Desde Alcazabilla acceden a la plaza de la Merced para continuar por su recorrido normal por Madre de Dios y Montaño.

La hermandad del Monte Calvario también usaba la subida por la calle Granada para entrar en la Victoria. Ahora seguirá un recorrido alternativo igual que la Santa Cruz, torciendo por la calle Císter y continuar luego por Alcazabilla. De ahí alcanzan la plaza de la Merced y sube por la Victoria.

Estos cambios, en principios afectarán a la Semana Santa de 2018, a la espera de que las obras estén lo suficientemente avanzadas para que se pueda retirar. No obstante, el plazo de obra es de tres años desde que comenzaron en mayo de 2017, por lo que la permanencia del andamio para 2019 dependerá del estado en que se encuentren.

El edificio está en plena conversión para acoger un hotel de cuatro estrellas, que debe conservar la fachada original. Eso ha obligado a poner un andamio con una amplia base de hormigón para sujetar la fachada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine