10 de julio de 2018
10.07.2018
Debate

Las exigencias de seguridad obligarían a quitar más de 5.000 abonos del recorrido oficial

El presidente de la Agrupación recuerda que el Plan Local de Seguridad exige más permeabilidad del aforo para permitir la entrada y salida de los abonados y ampliar los pasillos para el tránsito de personas

10.07.2018 | 18:34
La tribuna de la plaza de la Constitución reduciría su aforo a un tercio.

El nuevo recorrido oficial de la Semana Santa se encuentra en un momento clave. Los hermanos mayores ya conocen los detalles de este itinerario y la propuesta de horarios para cada una de ellas, que tendrá que ser debatido en estas semanas. De fondo, sin embargo, el lunes por la noche se puso sobre la mesa un aspecto clave que puede decantar el debate sobre el nuevo recorrido como son las nuevas exigencias de seguridad que reclama el Ayuntamiento de Málaga y que, de mantenerse el actual itinerario, eliminarían más de 5.000 sillas de las 22.000 actuales.

Aunque la cifra de pérdida de aforo no está cerrada, en función de que se cierren todos los detalles de seguridad que se exige a la Agrupación, diversas fuentes apuntan a que la pérdida de sillas superaría ampliamente los 5.000 abonos. La obligación de eliminar hasta dos filas en la calle Larios para permitir el paso de personas por detrás de las filas, la ampliación de los pasos para mejora el acceso de los abonados e, incluso, la nueva configuración peatonalizada de la Alameda -sin la rotonda del Marqués de Larios- obligarán a retirar sillas de mantenerse el actual itinerario.

El presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, que no quiso concretar el número de sillas afectadas por las nuevas exigencias de seguridad, recordó que la propuesta de nuevo itinerario "no aumenta las sillas disponibles, sino que nos permitirá mantener el mismo número" que en el actual, ya que se aumenta el itinerario en 250 metros para recolocar las que habría que eliminar del actual recorrido, dando una solución a los miles de abonados que se quedarían fuera.

Atencia apunta que actualmente se cumplen con muchos de los requisitos de seguridad, pero que la alerta antiterrorista de nivel 4, la acumulación de personas y la nueva normativa exigen cambios en la configuración de las sillas y tribunas. No obstante, apunta que además se ha aprovechado esta oportunidad para dar una propuesta global de mejora de la Semana Santa "para que todas las cofradías se sientan cómodas". El presidente de la Agrupación recalcó que tienen la obligación de "tomar decisiones" y recordó que no hay nada cerrado todavía.

Entre las mejoras que se quieren introducir con el nuevo recorrido están eliminar las tribunas de la mayor parte del itinerario, para permitir una mayor visibilidad del recorrido oficial para los malagueños sin abonos, excepto en el lateral sur de la plaza de la Marina para proteger a los abonados del viento. Además, la reforma de la tribuna principal, en la plaza de la Constitución, permitirá dejarla en un tercio de su aforo actual, reduciendo su tamaño y su altura a un máximo de 3,5 metros. El resto de los palcos se trasladarían al tramo final de Molina Lario, junto a la Catedral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp