04 de abril de 2020
04.04.2020
La Opinión de Málaga
Sábado de Pasión

Una Misa del Alba sin público, pero con miles de seguidores

La 'Misa al Alba' se celebra sin fieles en San Pablo, pero ha sido seguida por miles de personas a través de las pantallas de televisión, gracias a la emisión en distintas cadenas y por internet

04.04.2020 | 08:59
Una Misa del Alba sin público, pero con miles de seguidores

La 'Misa al Alba' se emitió a primera hora de este Sábado de Pasión, como es tradicional, pero sin fieles, dentro de la iglesia de San Pablo y sin el tradicional traslado de Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad. Están siendo unas víspers atípicas para las cofradías malagueñas y que anuncian una Semana Santa huérfana de procesiones, por el estado de alarma decretado ante el avance del coronavirus. No obstante, el tradicional encuentro con Jesús Cautivo y la virgen de la Trinidad se ha podido celebrar, aunque sea de forma virtual y a través de una pantalla.

La ceremonia religiosa, celebrada sin la presencia de fieles, ha sido oficiada por el director espiritual de la cofradía, José Manuel Llamas Fortes, y concelebrada únicamente por el vicario parroquial de San Pablo, Juan Chinchilla Catalá, respetando todas las medidas que exige el decreto de Estado de Alarma, debido a la crisis del coronavirus. A través de esta emisión, se ha producido un esperado reencuentro de muchos fieles con Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad, y que presidían su pequeña capilla, ante la que se ha celebrado la Eucaristía.

La realización de esta histórica 'Misa al Alba' de 2020 ha correspondido a Terral Producciones, en coordinación con la propia cofradía, y ha contado con la colaboración de Canal Málaga TV, que ha compartido la señal con otras cadenas de ámbito nacional, autonómico y local. También se ha podido seguir por internet, a través del canal de YouTube de la propia cofradía y la edición digital de La Opinión de Málaga, entre otros, garantizando de este modo la plena difusión de la Eucaristía y que de ella pudieran participar el máximo de personas posibles en cualquier parte del mundo.



En su homilía, el párroco de San Pablo ha hecho constantes alusiones a la crisis del Covid-19. "La modernidad ha implosionado: nos veíamos como gigantes invencibles que podíamos progresar por encima de todo, sin importarnos lo que le pasara a nuestra casa común o a los más pobres, y de repente hemos tenido que plegar velas y colocarnos en posición de hibernación. Hemos entrado en una tormenta que ha resquebrajado los cimientos de esta sociedad que habíamos montado, y nos damos cuenta de que solo hay dos soluciones: perder todos, o que mueran los más débiles, que son nuestros enfermos y nuestros ancianos", ha dicho.

Ante esta "noche oscura", nos queda el mensaje de esperanza que nos ofrece Cristo, el Cautivo, señala José Manuel Llamas: "El Señor Jesucristo es el pastor de nuestro pueblo, la Palabra, el que nos enseña, porque va caminando hacia la Cruz. Él va a morir por cada uno de nosotros, ha muerto por ti y por mí para salvarnos, y para que nuestra vida tenga su música de fondo: esto es lo que nos da esperanza".

"Esperando el alba, podemos pedirle al Señor que nos enseñe a latir con su ritmo, a salir de nosotros mismos y compartir con Él el último lugar en la casa, en el teletrabajo, donde estemos; a ponernos en la piel de los que más están sufriendo esta crisis profunda. A ser para los demás, porque es la única manera de ser feliz, como nos ha dicho Jesucristo con sus palabras, con su vida, con su muerte y con su resurrección", ha concluido el director espiritual de la hermandad, quien también ha invocado a la Virgen de la Trinidad "que sufre con nosotros, pero también nos da la esperanza". "Le pedimos que nos anime, para que nosotros llevemos la luz del Señor, la esperanza, dondequiera que estamos, en este cambio de época, en esta tormenta que estamos viviendo", ha dicho.

Víctimas de la pandemia

La 'Misa al Alba' ha estado especialmente dedicada a los enfermos y difuntos que ha dejado la pandemia. También a los profesionales sanitarios que les atienden en los hospitales y todos los que siguen trabajando para garantizar la seguridad, el suministro, abastecimiento y servicios básicos de los ciudadanos, que viven confinados en sus casas para evitar la masiva propagación del virus.

Para ello, se ha seguido la liturgia prevista en la Congregación para el Culto Divino del Vaticano y se han utilizado las oraciones especiales en las Misas en tiempo de pandemias, a excepción de las exequias del final, cuando se ha rezado una oración a la Virgen propuesta por el Papa Francisco, que data del siglo III y que es considerada la más antigua dedicada a la Madre de Dios.

La emisión ha comenzado a las siete en punto de la mañana, como cada Misa del Alba de cada Sábado de Pasión. Aunque las condiciones han sido completamente distintas, confiriendo a la Eucaristía un carácter insólito, por celebrarse en total intimidad y recogimiento, pese a estar presentes las cámaras de televisión.

La monición de entrada ha corrido a cargo del profesor de Bachillerato y hermano de la cofradía Sergio Lanzas, hombre de trono de Jesús Cautivo, que este año iba a ser el encargado de ofrecer el pregón del Lunes Santo 2020, y que finalmente tuvo que ser suspendido por la emergencia sanitaria. "Desde su capilla, el hogar donde descansan las plegarias y promesas de todos los malagueños, hoy va a hablarnos y nos va a decir la única verdad: Él es el Camino, la Verdad y la Vida. Nos ha convocado una vez más ante su mirada porque hoy, antes de que amanezca, quiere demostrarnos a todos que la oscuridad no ha podido con Él ni con nosotros", ha dicho Lanzas en una monición que grabó en su propio domicilio y compartió para su inclusión en la realización en multipantalla.

Del mismo modo, la música de la 'Misa al Alba' ha sido compuesta expresamente para la ocasión e interpretada a piano por Ignacio Fortis, componente de la Banda de Cornetas y Tambores de Jesús Cautivo y autor de muchas de las marchas propias de la formación. En total, ha escrito cuatro partes para su inserción en la procesión de entrada, el ofertorio, la comunión y la conclusión de la Eucaristía.

La emisión de la 'Misa al Alba' ha concluido con un vídeo colofón, una sucesión de imágenes de lugares emblemáticos del barrio de la Trinidad, del traslado de Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad y de la estación en el Hospital Civil de años anteriores, que ha contado, en la parte musical, con la interpretación por parte de Antonio Carlos Rojas Gallego de una versión a guitarra de un pasodoble dedicado al Señor y su especial vinculación con los enfermos, con música de Curro Ruiz y letra de Miguel Gutiérrez, que formaba parte del repertorio de la comparsa 'Ciudad del Paraíso', que este año ha obtenido el tercer premio en el Concurso del Carnaval de Málaga y que fue interpretado en la fase semifinal en el Teatro Cervantes este pasado mes de febrero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas