El maestro Eloy García ha fallecido a los 81 años y con él se va uno de los músicos clave para entender la música de la Semana Santa actual, no sólo de Málaga. Autor de marchas como 'Alma de la Trinidad', 'Consummatum est' o 'Virgen del Amor Doloroso', Eloy García deja un legado eterno a través de sus creaciones. Natural de la localidad alicantina de Benejúzar, donde nació en 1940, muy pronto sintió la inclinación por la música y comenzó sus estudios en su ciudad natal, donde también formó parte de la banda de este municipio antes de ingresar en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, donde finaliza su carrera y cátedra como instrumentista en la especialidad de saxofón alto, obteniendo el primer premio y el premio extraordinario de este instrumento, siendo presidente del tribunal el famoso compositor ‘Guridi’. Más adelante prosiguió con su formación académica cursando estudios de de piano, armonía, contrapunto, fuga, composición y dirección, obteniendo el título de director.

Cuando terminó la Carrera Superior de Música, se presentó a las oposiciones para acceder al Cuerpo de Directores Músicos del Ejército de Tierra. Ha dirigido las Músicas de los Gobiernos Militares de Gerona, San Sebastián, Melilla, Barcelona, Brigada de La Legión ‘Rey Alfonso XIII’ (primero en Málaga y más tarde en Almería) y la Música de la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid. En su haber contaba con distintas condecoraciones y premios.

En el año 2006, cuando nace la Banda Sinfónica Virgen de la Trinidad, de la cofradía del Cautivo, estuvo muy pendiente de su creación y asistió a los primeros ensayos de la recién creada formación musical. De hecho, en su primer trabajo discográfico, denominado precisamente ‘Alma de la Trinidad’, se incluyeron hasta tres composiciones del de Benejúzar.

Es autor de marchas militares [algunas premiadas, como ‘Peregrinos de la Paz’, con la que se presenta al Concurso Internacional de Composición de Marchas Militares convocado en 1994 por la Fundación Sevillana de Electricidad y Cátedra ‘General Castaños’ de la Región Militar Sur bajo la Presidencia de Honor de S. M. la Reina Doña Sofía, con la que obtiene el Primer Premio tras ser seleccionada de entre cerca de cien obras], pasodobles y pasacalles, pero alcanzó gran predicamento ya en plena madurez gracias a sus composiciones de marchas procesionales para la Semana Santa de Málaga.

Para Mena escribió ‘Cristo de La Legión’ (1995), pero también ‘Bajo tu manto’ (2006) o ‘Frente a ti’ (2016). También es autor de ‘Virgen del Amor Doloroso’ (1998) y de ‘Consummatum Est’, dedicada al Cristo de la Expiración (2005). En 2000 compuso ‘Alma de la Trinidad’, con motivo de la coronación canónica de María Santísima de la Trinidad, estrenada en octubre de ese año en el Teatro Cervantes por la banda de la Expiración, lo que le abrió definitivamente las puertas de la composición cofrade.