La tradición y la costumbre se han dado cita hoy en el día grande de la ciudad, el de la Santa María de la Victoria. La cola para asistir a la entrega floral y posterior misa solemne realizada en honor a la Patrona de Málaga comenzaba en la Puerta de las Cadenas y doblaba la esquina de la Catedral de Málaga. Cientos han sido los fieles que no se han querido perder esta tradicional cita en la que poder venerar y honrar la imagen de la Virgen de la Victoria.

La distancia social y las mascarillas han vuelto a colarse en la celebración sin ensombrecer un ápice el acto oficiado por el Obispo de Málaga, Jesús Catalá. Las emociones a flor de piel han sido las grandes protagonistas y más de una lágrima se ha dejado entrever entre los devotos. Más aún cuando la medialuna que acompañará desde este mismo año a la patrona de Málaga ha sido bendecida por el Obispo: «La Hermandad de Santa María de la Victoria ha querido poner a la imagen esta medialuna porque la luna refleja la luz del sol, y María es como la luna».

Inevitable ha sido durante esta mañana echar la vista atrás hacia la antigua normalidad al vislumbrar el ambiente de festividad que se ha podido respirar durante el día de hoy en las inmediaciones de la catedral. A los grupos de turistas que, curiosos, se han acercado a las puertas del templo, se han sumado los malagueños que acudían en familia a este acto. En el interior, los abanicos se mecían al son del coro que ha estado amenizando la ceremonia de principio a fin. Únicamente las pegatinas de los bancos, que indicaban la distancia a guardar para garantizar la seguridad de los asistentes, despuntaba en una estampa tan tradicional. La misa solemne se ha desarrollado con total normalidad, siempre con prudencia y respetando las medidas preventivas, lo que ha permitido que los fieles puedan venerar a la Patrona de la ciudad como lo llevan haciendo desde hace años de historia.

A la ceremonia han asistido numerosas autoridades institucionales, entre las que ha resaltado la presencia del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; el presidente de la Diputación, Francisco Salado, y el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre. En un día tan importante para la ciudad, el presidente de la Junta ha querido destacar «el esfuerzo colectivo de todos los andaluces, gracias al cual estamos empezando a recuperar estos actos que parecían ya perdidos, como el que estamos viviendo hoy aquí».

35

Misa en honor de la Virgen de la Victoria en la Catedral de Málaga Álex Zea

Contemplando la gran cantidad de devotos que se han reunido hoy en el patio de los naranjos de la Catedral, Moreno ha señalado que «es un motivo de alegría y satisfacción ver que las colas por fin vuelven a la catedral, que por fin recuperamos espacios en la calle. Esto es algo muy positivo porque significa que vamos por el buen camino hacia la normalidad». En este sentido, el presidente de la Junta pone el foco en el buen avance de la campaña de vacunación como principal factor que permitirá el desarrollo de este tipo de acontecimientos: «Gracias a las vacunas, en todos los rincones de Andalucía están empezando a recuperarse las tradiciones. Estamos en un nivel de optimismo de camino hacia esa normalidad que todos deseamos, siempre con prudencia».

Traslado a hombros

La Virgen de la Victoria recorrerá las calles de Málaga este sábado día 11. La Patrona de Málaga será trasladada desde la Catedral hasta su santuario en unas andas que dará comienzo a las seis y media de la mañana.

La imagen de Santa María de la Victoria se convertirá así en la primera en recorrer las calles a hombros por la ciudad desde el comienzo de la pandemia. «Lo de este sábado va a ser algo que nos va a emocionar a todos. El que puedan salir imágenes que veneran sus ciudadanos como se ha hecho desde hace cientos de años es algo muy positivo que significa que vamos por el buen camino hacia la normalidad», ha trasladado Juanma Moreno.