La junta de gobierno de la Congregación de Mena ha aprobado este jueves por la noche el proyecto de ejecución de un nuevo retablo para la capilla de la cofradía en la parroquia de Santo Domingo. 

En la obra, que parte de una antigua idea en el seno de la congregación de recuperar el altar que se perdió en los sucesos del 11 y 12 de mayo de 1931 con la quema de la iglesia perchelera, participarán numerosos artistas. Así, cuenta con un diseño realizado por el tallista sevillano Daniel Ibáñez Lirio, cuya idea original es del orfebre Manuel Valera Pérez. Además, el dorado lo realizará el dorador malagueño Alberto Berdugo Trujillo; la ejecución y el diseño de la orfebrería de las peanas de camarín para los titulares, el orfebre cordobés Manuel Valera Pérez, que llevó a cabo el halo de coronación de la Virgen de la Soledad; y el programa iconográfico, que ha sido desarrollado por el historiador Alberto J. Palomo Cruz, será de Encarnación Hurtado Molina y Álvaro Abrines Fraile. 

El proyecto, que tendrá que ser ratificado en el próximo capítulo de hermanos y contar con la aprobación de la Diócesis de Málaga, tiene previsto un periodo de ejecución de tres años. 

De esta manera, la cofradía no solo llevará a cabo un viejo anhelo sino que mejorará su patrimonio y la ubicación donde se da culto a los sagrados titulares. 

Diseño de las peanas de camarín para los titulares de la Congregación de Mena realizado por el orfebre Manuel Valera. L. O.