La Virgen de la Oliva, titular letífica de la archicofradía del Huerto, celebra este sábado el 25 aniversario de su bendición con una procesión extraordinaria por las calles de la feligresía de los Santos Mártires. Es la segunda vez que la imagen, tallada por Juan Ventura, ve la luz de Málaga en procesión. La primera ocasión fue en 2005. Entonces, como ahora, la Virgen luce con todo su esplendor glorioso, en una alta peana dorada, a modo de triunfo, y una ráfaga en forma de 'ocho' que la enmarca y le sirve de resplandor.

A las 18.15 horas se echaba a andar la comitiva desde la iglesia de San Julián, donde reside provisionalmente la corporación del Domingo de Ramos mientras duran los trabajos de restauración de su sede canónica.

Con el acompañamiento musical de la banda de música de la Vera+Cruz de Almogía, que cada Domingo de Ramos acompaña a la Virgen de la Concepción, comenzó el itinerario por las calles Nosquera, Comedias y Santa Lucía, con un nutrido acompañamiento de hermanos con velas, todos cumpliendo las medidas sanitarias establecidas y usando mascarilla, como la inmensa mayoría de quienes aguardaban el paso del trono en las aceras.

Claveles rosas en las anforitas del frontal de las andas y vistosos centros de nardos en las esquinas, componen el exorno floral, que cuenta con la iluminación de cuatro esbeltos arbotantes plateados del trono del Señor del Huerto. Además, el conjunto se remata con las cabezas de varal del trono de la Virgen de la Concepción. La imagen, por su parte, completa su ajuar con un manto de vistas bordadas sobre terciopelo verde, saya rosa palo y la media luna, a sus pies. En sus brazos, el Niño Jesús, con tuniquita en tisú de oro de color verde.

La Virgen de la Oliva

La advocación de la Oliva está íntimamente relacionada con el gremio de olivareros y aceituneros, tan estrechamente vinculado con la archicofradía del Huerto, fundada en el convento franciscano de San Luis 'El Real' en el setecientos, y que tuvo que esperar, sin embargo, a 1995 para poder incorporar la imagen.

Esta salida estaba prevista para el pasado año 2020, pero la crisis sanitaria obligó a posponerla. 

La procesión también se enmarca dentro de los actos conmemorativos del centenario de la fusión de las antiguas cofradías del Huerto y de la Virgen de la Concepción, y que también se vieron alterados por la pandemia.