La inestabilidad propia del otoño está ya dejándose ver en este tramo final de octubre, después de un mes de buenas temperaturas. Para este próximo sábado, en el que está prevista la procesión Magna en Málaga capital, se empieza a acercar un frente frío que amenaza con lluvia. Todavía es pronto para asegurar qué pasará con seguridad, pero los modelos meteorológicos coinciden hasta ahora en que habrá lluvia el sábado 30 de octubre, día de la procesión Magna.

Por ahora hay un frente frío que se pondrá frente a la Península Ibérica el mediodía del 28 de octubre y que, previsiblemente, barrerá el país de Oeste a Este, con una bajada de las temperaturas y lluvias. Para el sábado, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé un riesgo de lluvia que rondaba el 45% a principios de este martes y que había subido al 80% al mediodía. En otras webs meteorológicas, como weather.com, son más pesimistas y ponen la previsión de lluvia desde el sábado hasta el martes, con un riesgo estimado del 70% para el mismo sábado.

No obstante, por ahora y a falta de varios días por delante, se puede hablar de tendencias más que de una previsión clara, ya que está siendo muy cambiante la evolución del tiempo y, en los últimos dos meses, la previsiones de lluvia que se llegaron a anunciar, no llegaron a cumplirse.

Esto irá acompañado con una bajada de las temperaturas durante esta semana, con máximas de 20 grados, cuando en los días previos se ha rondado los 25 grados, niveles que parece que se recuperarán la semana siguiente cuando pase el frente frío.