La actividad cofrade se ha retomado en Málaga con una especial intensidad después de un triste vacío durante prácticamente las dos últimas Cuaresmas. Los traslados de las imágenes titulares que este sábado participarán en el Vía Crucis del centenario de la Agrupación toman las calles en las vísperas. Son tránsitos necesarios, en muchos casos, ya que las cofradías no pueden salir de sus templos, por las dimensiones reducidas de las puertas de sus iglesias, en unos casos, o porque las distancias lo harían inviable. Este caso último es el de Humildad y Paciencia, que este jueves llevó a su Cristo desde San Vicente Paul, su sede canónica, hasta la capilla del convento de San José, de las carmelitas de la calle Álvarez.

Este traslado tuvo que ser retrasado una hora debido a las inclemencias meteorológicas, pero pudo desarrollarse con normalidad posteriormente. Con gran diligencia, además, viviendo momentos históricos como, por ejemplo, ante el oratorio de Santa María Reina, en la plazuela de la Virgen de las Penas, que este sábado se convertirá en centro neurálgico de las procesiones del Vía Crucis.

El Cristo fue en una andas soberbias, muy austeras, rodeado de puntos de luz y de una cohorte de querubines en el monte de flores penitenciales. Silencio absoluto.

En el templo carmelitano la imagen estará expuesta en veneración durante toda la jornada de este 4 de marzo y en la mañana del 5 de marzo, tendrá lugar una eucaristía y convivencia con las religiosas, estrechando de este modo lo lazos de unión entre la corporación, de carisma carmelita, y la orden. 

El Cristo de la Pasión entra en San Juan. Eduardo Nieto

El Señor de la Pasión, por su parte, ya están en la parroquia de San Juan. La imagen fue trasladada en sencilla andas, sin la cruz, con las manos atadas, desde la iglesia de Santiago, donde la corporación reside de forma provisional debido a las obras de restauración de Los Mártires. De Santiago es imposible salir este sábado porque el trono del Nazareno de Nerja, cedido para la ocasión, no cabe, de ahí que la archicofradía se decantara por este traslado.

El Miércoles de Ceniza, Salesianos también llevó al Cristo de las Penas, la Virgen del Auxilio y San Juan Evangelista desde el Santuario de María Auxiliadora hasta la casa hermandad, en la acera de enfrente, de donde saldrá este sábado a las 18.00 horas. En Nueva Málaga también se vivieron escenas procesionistas con el traslado de las imágenes del Nazareno del Perdón y la Virgen de Nueva Esperanza hasta la casa hermandad. Ambas imágenes formarán la séptima estación, es decir, la del encuentro de Cristo con su Madre camino del Calvario.

El Nazareno del Perdón y la Virgen de Nueva Esperanza escenifican el momento del encuentro de Cristo con su Madre camino del Calvario. Nueva Esperanza

Y Santa Cruz trasladará al Cristo de la Victoria desde San Felipe hasta la casa hermandad de la Pollinica en la noche de este viernes a partir de las 21.00 horas. Lo mimo hará el Prendimiento, desde la Divina Pastora hasta la casa hermandad en la calle San Millán, tras la misa de estatutos que celebra este viernes, a las 20.00 horas.