Andalucía se prepara para celebrar una Semana Santa después de tres años sin poder festejarla y en estas páginas te ofrecemos, a modo de pequeñas pinceladas, una muestra de las múltiples actividades que tendrán lugar a lo largo de la geografía andaluza.

Almería

La semana santa almeriense trae una gran novedad: el estreno de una renovada (y alargada) carrera oficial que tendría que haberse puesto en marcha en 2020 y que va a traer cambios en itinerarios y horarios. Dos de los momentos más especiales son el paso el Viernes Santo de La Soledad por la puerta del Convento de las Puras, y el de La Macarena, el Lunes Santo, pasando por la Iglesia de San Ildefonso. En la provincia, tienen especial relevancia la Semana Santa de los municipios de Cuevas de Almanzora y de Huércal-Overa, ambas catalogadas como Fiestas de Interés Turístico Nacional de Andalucía, lo que da una idea de su mérito y belleza.

Cádiz

La Borriquita inaugura la Semana Santa gaditana de 2022 plantando su cruz guía al mediodía del Domingo de Ramos en la avenida. La Palma es, por su parte, una de las más multitudinarias de Cádiz, se celebra el Lunes Santo con salida y recogida en el barrio de La Viña y el paso por el Campo del Sur como uno de sus momentos más emocionantes. En la provincia destacan las procesiones de Arcos y Jerez de la Frontera, San Fernando, Sanlúcar y Setenil de las Bodegas.

Córdoba

El Rescatado da inicio a la Semana Santa cordobesa y abre el Domingo de Ramos empezando su recorrido en la plaza Cristo de la Concordia. Las Ánimas es otra de las más multitudinarias, especialmente en la plaza San Lorenzo. También destaca Las Angustias pasando por Capitulares y el barrio de San Agustín, lugar donde estuvo establecida la cofradía durante siglos. En la provincia, las procesiones de Aguilar de la Frontera, Bujalance, Cabra, Castro del Río, Montoro, Pozoblanco y Puente Genil son catalogadas como Fiestas de Interés Turístico Nacional de Andalucía.

Granada

Especialmente espectacular, excepcional y emocionante es la noche del Miércoles Santo en Granada, que se pinta de tonos morados, rojos y dorados con el Cristo del Consuelo y María Santísima del Sacromonte. Además, en las colinas del Sacromonte, al paso del Cristo de los Gitanos, se prenden fogatas inmensas entre las cuevas- vivienda y moradas de los gitanos. En la provincia de Granada cobran especial relevancia la Semana Santa de los municipios de Almuñécar y Loja, ambas catalogadas como Fiestas de Interés Turístico Nacional de Andalucía.

Huelva

La Semana Santa en Huelva es espectacular y muy poco masificada; destacan los desfiles tradicionales como el de la Borriquita del Domingo de Ramos y las cofradías que salen en la madrugada del Viernes Santo, como El Perdón, Misericordia y El Nazareno. Esta última, de gran devoción popular, es una de las más antiguas de la ciudad, ya que nació a finales del siglo XVI. En la provincia destaca la de Ayamonte, catalogada como Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía.

Jaén

La Semana Santa jiennense posee la sobriedad de Castilla y, por otro lado, el esplendor de Andalucía. Destaca en la madrugada del Viernes Santo, con la salida desde la Catedral, de una de las procesiones más esperadas, la de Nuestro Padre Jesús Nazareno, a quien la voz popular llama cariñosamente El Abuelo. El Nazareno se encuentra en la calle Amargura con la Virgen de los Dolores, y ahí surge uno de los momentos más emotivos de la Semana Santa en Jaén. En la provincia, destacan las procesiones de Alcalá la Real, Baeza, Linares, Martos y Úbeda, catalogadas como Fiestas de Interés Turístico Nacional de Andalucía.

Málaga

Espectacular es ver el número de promesas que acompañan a Jesús Cautivo en la procesión del Lunes Santo como muestra de fe del barrio trinitario, que ha llegado a alcanzar las treinta mil personas. También muy representativa de la semana santa malagueña es la llegada de la Legión, cuyo barco desembarca en el puerto de Málaga el Jueves Santo, para acompañar al Cristo de Mena en procesión ese mismo día

Sevilla

Entre el Domingo de Ramos y el de Resurrección salen en Sevilla a la calle cerca de sesenta cofradías que dan vida a la pasión y muerte de Cristo. Destacan la procesión de La Macarena y La Esperanza de Triana, que, en este caso, es la única cofradía que realiza doble estación de penitencia, ante la Catedral y en la parroquia de Santa María de Triana. También es digno de mención el Besamanos del Gran Poder, que comienza el Domingo de Ramos y acaba el Miércoles Santo.

Emociones

 Con la llegada de la primavera, Andalucía se prepara cada año para convertir sus calles y plazas en un escenario donde la representación se sucede siempre igual y siempre diferente. La región se viste de nuevo el Domingo de Ramos, se estremece en el silencio del Viernes Santo y resucita otro domingo cubriendo la distancia que va desde la muerte hasta la vida. El visitante debe dejarse seducir por sus propios sentidos al llegar a Andalucía en Semana Santa. Respirar el aroma sutil que impregna la ciudad, mezcla de incienso y azahar; emocionarse con el canto sentido de una saeta o escuchar el silencio de una multitud respetuosa al paso de unas procesiones que expresan el fervor y la creencia.