La Virgen de la Esperanza recuperará en su arreglo, para el traslado a su trono procesional de este viernes, la estética que presentaba en la década de los años 20 del siglo pasado y que el diseñador cofrade Fernando Prini ha incluido en su cartel anunciador de la Semana Santa de Málaga. En un comunicado, la archicofradía informa de que la imagen irá "igual que en el cartel" del que ha sido protagonista.

La Esperanza figura representada en la recreación de una estampa antigua, ya ajada por el paso del tiempo. Una instantánea dibujada en grafito y tinta que existió y de la que aún se conservan algunos ejemplares.

Por este motivo, la imagen quiere evocar la misma vestimenta de entonces.

La corporación ha explicado que para la ocasión en lugar de lucir "clásico pecherín que caracteriza la vestimenta de las Vírgenes, compuesto por encajes", recuperará una pieza en tisú, bordada en oro, realizada por los talleres de Salvador Oliver con confeccionado y patronaje del modisto malagueño Paco Ruiz. De igual modo, se completa el ornamento a base de joyas. "Gran parte de las piezas que se pueden ver son las mismas que aparecen en la histórica estampa", concreta la nota.

Este hecho se debe a que la mayoría de ellas estaban custodiadas por la camarera, quien se encargaba de guardar el tesoro de la Virgen de Semana Santa en Semana Santa.

El vestidor de la imagen, Juan Francisco Leiva, utilizará también una corona "que ha sido enriquecida con perlas y otras joyas", de manera fiel a la tradición de aquellos años. Se trata de la conocida como corona de Strachan, fechada en 1980.

En cuanto al resto del arreglo, la imagen lucirá el manto de la señora Almendro, ejecutado con piezas de bordado del antiguo manto. La saya, en tisú bordada en oro, es la tradicional pieza que vistió la Virgen hasta 1968 y que ha sido restaurada para la ocasión.

El traslado de los sagrados titulares a la casa hermandad tendrá lugar este viernes, cuando concluya la eucaristía de las 20. 15 horas.