La Virgen de los Dolores, la 'del Puente' como se le conoce popularmente, ha visto pasar los últimos 275 años de la historia de Málaga desde su camarín de Santo Domingo. Situada al pie de la calle, se ha convertido en una vecina más de El Perchel, aquella a la que se le da los buenos días cada vez que se pasa por delante. Esta presencia diaria en las rutinas de los malagueños y la coincidencia de la efeméride de su llegada y presencia continuada en Málaga se celebrarán desde el 14 de mayo al 9 de julio con una serie de actos previstos por la hermandad para conmemorar los 275 años de historia común de la imagen de la Virgen y Málaga.

La hermandad de los Dolores del Puente celebrará el 9 de julio una salida extraordinaria de la imagen por las calles de El Perchel y del Centro como colofón a la celebración de este aniversario. 275 años es una cifra realmente más que respetable y la hermandad comenzará la conmemoración este 14 de mayo con un concierto de la Banda de Música del Maestro Eloy García, de la Archicofradía de la Expiración, a las 20.30 horas en la parroquia de Santo Domingo y que se dedicará a la Virgen de los Dolores del Puente.

Este inicio musical marcará una agenda de actos que continuará con la presentación del cartel conmemorativo de este aniversario y la presentación del calendario de actos y actividades programadas, que tendrán lugar entre los meses de mayo, junio y comienzos de julio, ya que el colofón final será la procesión extraordinaria prevista para el 9 de julio.

Esta procesión tendrá un gran significado para la hermandad y quiere enlazar así la historia de la hermandad, ya que saldrá en un trono pequeño, recordando a las procesiones por su barrio de El Perchel y con idea de ir al Pasillo de Atocha, donde estaba la capilla primitiva de la Virgen en el Pasillo de Atocha y originalmente dónde estaba el Cristo del Perdón. Una vez allí, se hará un pequeño acto y se volverá a Él Perchel en procesión triunfal para recorrer las calles de su feligresía.

Irá en un trono pequeño y ataviada tal y como suele estar en su capilla, que es su imagen más habitual y no de reina, como va en Semana Santa.

Esta primera parte de la procesión será muy recogida y rezando, para volver de forma triunfal hacia su barrio de El Perchel acompañada de banda de música, para recorrerlo, reforzando la vinculación de la imagen con sus vecinos.