El Apostolado de Oración celebró el pasado 2019 un año especial: el del centenario de la Consagración de España a la devoción universal del Sagrado Corazón de Jesús por parte del Rey Alfonso XIII en el Cerro de los Ángeles, en Getafe. Después de aquel encierro, nadie podía sospechar que iban a tener que pasar tres años para que la imagen de Adrián Risueño volviera a pisar las calles de la ciudad de Málaga. Superado lo peor de la pandemia, este domingo volverá a salir en procesión para poner el broche de oro a los cultos celebrados en su honor en el templo de los Jesuítas durante la última semana.

Desde la plaza de San Ignacio, donde está la iglesia del Sagrado Corazón, se echará a andar la comitiva a las 19.00 horas, para seguir el siguiente itinerario: Compañía, Fajardo, Cisneros, Especerías, Nueva, plaza de Félix Sáenz, Sagasta, Olózaga, Sebastián Souvirón, plaza de Arriola, (donde el trono hará estación ante el convento de las las Hermanitas de la Cruz), Atarazanas, Martínez, Larios, plaza de la Constitución, Especerías, Salvago, Compañía y plaza de San Ignacio, donde está previsto que la procesión llegue poco antes de las 23.00 horas. 

La imagen de Risueño, restaurada por García Palomo, irá sobre su trono procesional, de madera con aplicaciones en madera tallada y dorada, y decoración floral con elementos alusivos a la Eucaristía. El acompañamiento musical corresponderá, un año más, a la banda de música de La Cruz del Humilladero.