La hermandad de la Alegría vuelve a celebrar este fin de semana su tradicional romería en torno a su imagen titular, que este viernes salió de la iglesia de la Divina Pastora en su carreta, decorada con nardos y tirada por bueyes en dirección al parque periurbano de La Concepción, donde sus devotos llevan a cabo una acampada. La pandamia de la Covid-19 también impidió que se celebraran estos actos durante los años 2020 y 2021, por lo que este 2022 se ha recuperado tras dos años de espera.

 

Los romeros emprendieron su camino tras una función eucarística en la iglesia de la Divina Pastora, la sede canónica de esta corporación letífica, que estuvo presidida por el párroco Rafael Pérez Pallarés y a la que asistió una nutrida representación municipal. Junto al alcalde, Francisco de la Torre, estuvieron presentes también los concejales Elisa Pérez de Siles, Avelino Barrionuevo o el hasta ahora director del distrito Centro, Francisco Cantos, nuevo concejal después del nombramiento de Ruth Sarabia y Gemma del Corral como delegadas territoriales de la Junta. Del Corral, precisamente, también asistió a la misa y a la salida de la comitiva romera, como también el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, y los ediles socialistas Rubén Viruel y María del Carmen Martín.

La Virgen estrena este año una nueva corona realizada por el taller de Orfebrería Castilleja.

Los romeros permanecerán el fin de semana de acampada y celebrarán distintos actos. Este domingo, a las 12.00 horas, habrá una misa previa al regreso a Capuchinos, a partir de las 18.00 horas.