El primero, seriado de Olot, copia del Cristo de Limpias de Santander, prácticamente ni se tiene en cuenta. El segundo, de Martín Simón (1938), que ahora recibe culto en la iglesia de San José Obrero de Carranque, tampoco convenció y fue sustituido tan solo una década después por otro Crucificado de Pedro Pérez Hidalgo, y que está en la iglesia de Benajarafe. En 1971 se bendijo otro de Rafael Barbero, que ni siquiera llegó a salir, porque ese año el Martes Santo llovió (ahora está en Moguer, recibe la advocación de Cristo de la Misericordia y sale en procesión el Sábado Santo). Y ya por fin, el actual de Francisco Buiza Fernández, de 1972, llegó para quedarse hace ahora 50 años y abrazar la devoción de todos los cofrades de las Penas y de quienes, ante tal portento, no tienen más remedio que, abrumados, venerar el sacrificio en la cruz. Es lo que celebra este año la cofradía, que el próximo 1 de octubre saldrá a la calle de forma extraordinaria con el Cristo de la Agonía.

Lo hará en su trono de Semana Santa y desde el interior de la iglesia de San Julián, su anterior sede canónica hasta que fue consagrado el nuevo templo de Santa María Reina, propio de la corporación, en 2008. El cortejo saldrá a las 17.00 horas y seguirá el siguiente itinerario: Nosquera, Comedias, plaza de los Mártires, Santa Lucía, Granada, plaza de la Constitución, Especerías, Cisneros, Fernán González, Calderón de la Barca, San Juan, plaza de Félix Sáenz, Nueva, Liborio García, Mesón de Vélez, Marín García, Larios, Bolsa, Torre de Sandoval, Strachan, Molina Lario, plaza del Obispo, Molina Lario, Santa María, San Agustín, plaza Jesús Castellanos, Granada, Méndez Núñez, plaza de Uncibay, Tejón y Rodríguez, Carretería, Andrés Pérez, Arco de la Cabeza, plazuela Virgen de las Penas y recogida en su oratorio, aproximadamente siete horas y media después de la salida, según calcula su hermana mayor, Ángela Guerrero, es decir, sobre las 00.30 horas.

La banda de cornetas y tambores de la Esperanza, que cada Martes Santo acompaña al Cristo, volverá a poner sus sones en esta procesión. 

Para poder salir de San Julián, el Cristo será trasladado a hombros el lunes 26 de septiembre a las 21.30 horas, siguiendo el camino más corto, es decir, por el Muro de las Catalinas.

Esta procesión iba a tener lugar, en un principio, el sábado 8 de octubre. No obstante, la coincidencia de la Noche en Blanco aconsejó a la junta de gobierno su adelanto.

Vísperas

Dentro del calendario de actividades para conmemorar el cincuentenario de la bendición del Cristo de la Agonía, la hermandad organiza este sábado un concierto conmemorativo con las bandas que acompañan a su titulares en su estación de penitencia. De este modo, actuarán la banda de cornetas y tambores de la Esperanza y la de música de la Paz, que realizarán un recorrido del acompañamiento musical del Santísimo Cristo de la Agonía a través de la historia. Este acto, acompañado de una proyección audiovisual, tendrá lugar a las 19.30 horas en el Auditoria Edgar Neville de la Diputación de Málaga.

Del mismo modo, durante los días 27, 28 y 29 de septiembre la cofradía celebrará un solemne triudo extraordinario a las 20.00 horas en San Julián. Y el 30 de septiembre, a las 20.00 horas, el obispo de la diócesis, Jesús Catalá, presidirá una misa estacional.