El hermano mayor de la Sentencia, José María Romero, apuraba un último cigarrillo en la calle Hinestrosa mientras miraba al cielo, aunque la decisión ya la tenían clara. 

-"Pero Chema, ¿tú no habías dejado de fumar?" 

-"¡Eso digo yo!"

La incertidumbre y los nervios acumulados durante todo el día por culpa de la previsión meteorológica, las continuas reuniones, las conversaciones telefónicas entre cofradías, bien pueden justificar esta breve recaída. Pero tras las anunciadas supresiones de las estaciones de penitencia de Nueva Esperanza, Rocío y Rescate, que podrían invitar a pensar en una suspensión generalizada y colegiada de la jornada, el Martes Santo pudo salvarse en parte y la Sentencia recibió el indulto del cielo, que le fue favorable y permitió la salida de la cofradía. 

Con la Magna 'El Camino de la Gloria' del pasado 30 de octubre aún fresca en l memoria, en la que la cofradía dio un auténtico pelotazo, se ponía a andar la procesión tras unas breves palabras del director espiritual, Miguel Ángel Gamero. Previamente tenía un lugar un trajín de idas y venidas, subidas y bajadas de los integrantes de la comitiva en el interior de la casa hermandad. En la calle Frailes iba aumentando la expectación y el público llegado de otros puntos de la ciudad, porque la Sentencia iba a salir y la oferta nazarena se concentraba en escasos puntos. Los nervios por la incógnita de salir se mitigaban mientras aumentaban ante la inminente apertura de puertas. 

Antonio Banderas, que siempre recuerda que el primer varal que rozó su hombro fue el de la Virgen del Rosario en 1975, asistía a la salida desde la galería y Paz le reconocía como El Zorro de las películas y se hacía una foto con el actor y director universal. "Soy también el Gato con Botas", le decía, mientras ella sonreía entre admirada y avergonzada.

Toques de atención y todos a sus puestos, con mascarillas corporativas. Pilato cede a la presión popular, se lava las manos y condena al más manso y guapo de los inocentes a morir en la cruz mientras el trono gana la calle Frailes en una siempre compleja maniobra, mientras la agrupación musical Arroquia Martínez de Jódar interpretaba 'Y al tercer día'. Estreno de la banda en la cofradía y apuesta por un nuevo género, influencia directa del clamoroso éxito de Virgen de los Reyes en la Magna por el centenario de la Agrupación. 

En el frontal del trono, el sentido homenaje a la figura de Enrique Cristófol, antiguo hermano mayor recientemente fallecido, en forma de escapulario, bastón corto y crespón. 

Sentencia | Martes Santo 2022

Sentencia | Martes Santo 2022 Ignacio A. Castillo

La Sentencia siempre suele innovar en el arreglo floral de sus tronos y este año no ha sido una excepción, tanto en el caso del misterio como en la Virgen: flores variadas en tonos morados y rojos para Él y blancos y amarillos, para Ella, que ya ocupaba el centro del salón, en penumbra, iluminado solo por la luz de su candelería, entre la que había varias piezas de cera rizada, y donde se condensaban espesas nubes de incienso. Los nazarenos de su sección, de celeste inconfundible, formaban desde la calle Hinestrosa hasta que los toques de campana anunciaban al exterior que le tocaba a la dolorosa. La banda de Mena interpretaba 'Rosario, Madre Inmaculada' para las primeras mecidas aún dentro de la casa hermandad, para enlazar a continuación el Himno Nacional y 'Reina del Rosario', mientras el trono daba la curva limpia para embocar la calle Frailes. 

Te puede interesar:

La cofradía, en las reuniones previas, ya había modificado su recorrido de ida sacrificando Carretería para bajar por Álamos, Casapalma y Carretería. Las aceras estaban a rebosar de público en este entorno esperando a una cofradía que año que pasa, año que mejora, fiel a los cánones más cofrades. Y cada día, aumentando su vida en hermandad y dando significado pleno a esta palabra de la que, a veces, tanto se abusa sin sentirlo de veras. Volvió el abrazo de terciopelo tras dos años sin poder darlo. Saludos, reencuentros, signos de amistad. La Sentencia es favorable para Málaga, que puede disfrutar de su cofradía en la calle. 

Desgraciadamente, en torno a las 23.15 horas, volvió a llover en Málaga. Lo que primero fueron una gotas, se convirtió en una lluvia de cierta intensidad mientras la cofradía estaba pasando por la Tribuna. Nadie esperaba la presencia de estos dos nuevos chubascos que obligaron a la cofradía a acelerar el ritmo en su caminar, mientras se abrían paraguas al paso de las imágenes y el público respondía con aplausos la entereza de los integrantes del cortejo. Finalmente, como no amainaba la tormenta, la cofradía decidió regresar a su casa hermandad abandonando el recorrido oficial por la calle La Bolsa. El Cristo fue cubierto con un capote impermeable para que la imagen no sufriera.