20 de junio de 2013
20.06.2013
Polémica

Una discoteca de Alicante ofrece copas por suspensos

El revuelo y el rechazo de la oferta del local en Twitter provocó que su cuenta en la red social fuera suspendida

20.06.2013 | 12:59
Así se anunciaba la fiesta en Twitter.

Las estrategias de marketing pueden llegar tan lejos que en ocasiones superan la barrera de la ética. La discoteca Mil Beach de Pilar de la Horadada promocionó el martes en su cuenta de twitter su fiesta de fin de curso en la que animaba a los jóvenes a acudir al local con sus notas para ofrecerles una consumición gratis por cada asignatura suspendida. "Traete las notas a la fiesta fin de curso, ¡por cada asignatura suspensa consumición gratis! Vamos a escribir un verano inolvidable #summer" fue el tuit de la discoteca alicantina. El revuelo y el rechazo en las redes sociales fue de tal calibre que la cuenta de twitter @MilBeachDisco fue suspendida y ya no se puede acceder a ella.

Son muchas las ideas que han lanzado discotecas y locales de ocio con el fin de atraer a clientes. Una de las más antiguas es ofrecer la entrada gratuita hasta determinada hora a las chicas para captar la atención del público masculino. En 2008, la polémica saltó en Valencia cuando la discoteca Pacha ofreció una operación de aumento de pecho entre todas las asistentes a una fiesta. El concurso, valorado en unos 4.500 euros, desató una oleada de criticas que obligó al local de la calle San Vicente a suspender la idea.

En 2009 una discoteca de Sueca organizó 'La batalla de los colegios'. La iniciativa, muy criticada por padres y profesores, ofrecía la entrada gratuita a los estudiantes del centro educativo que lograran reunir a las puertas del local a más compañeros.

Vibradores para ellas, pilas para ellos
En noviembre de 2010, una discoteca de Mislata organizó una macrofiesta con el reclamo de regalar un vibrador a las 300 primeras chicas que entraran en el local. El eventó, vendido inicialmente con barra americana, desnudos retroiluminados, "vídeos de infarto" y show erótico, acabó siendo una noche más de sábado, con un striptease parcial y un pinchadiscos trabajando las canciones pachangueras de moda. Las chicas vieron "simpática" la iniciativa. A los chicos les gustó menos ya que a ellos les regalaron las pilas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook