29 de marzo de 2018
29.03.2018
Asesinato en Castellón

"Me puso el cuchillo en el corazón y me dijo que si gritaba me mataba"

La joven agredida por la expareja de su madre relata el capítulo de violencia en el que falleció su abuelo

29.03.2018 | 19:02

El presunto asesino del Grau de Castellón y la hija de su expareja, a la que hirió con arma blanca tras matar a su exsuegro el pasado martes, han recibido el alta médica este jueves por mejoría de sus lesiones, según han confirmado desde el Hospital General donde se encontraban ingresados.

El hombre, que lo ha hecho bajo custodia policial y con el pijama del centro hospitalario, ha sido increpado a su salida hacia la Ciudad de la Justicia de la capital de la Plana. Tras declarar ante el juez, éste ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para el arrestado.

Por su parte, la joven de 22 años ha abandonado el hospital en silla de ruedas, con el brazo izquierdo escayolado (tenía afectados seis tendones) y todavía conmocionada. "El verdadero héroe es mi abuelo, si no llega a ser por él estamos todos muertos", ha declarado la chica, quien además ha relatado que "entró en la casa con un cuchillo y nos dijo que si queríamos que nos ejecutara fuera o dentro de la casa. Entramos dentro, me obligó a desnudarme y me puso el cuchillo en el corazón, diciéndome que si chillaba me mataba".

El abuelo de la joven se avalanzó sobre el asesino y logró quitarle el cuchillo, pero después resultó herido de muerte. "No pude salir a pedir ayuda", lamentó la joven.

Su madre, de la que el asesino quería vengarse por una denuncia por malos tratos que había interpuesto días antes, se encuentra en una casa de acogida para mujeres maltratadas.

Por otra parte, la joven herida ha manifestado que el detenido es "un asesino" sin sentimientos ni remordimientos que "lo va a volver a hacer".

Ha expresado su deseo de que el hombre arrestado, de 46 años, "cumpla la prisión máxima", pues a su juicio "esa persona no puede salir de la cárcel porque lo va a volver a hacer".

Sobre el agresor, la joven ha asegurado que antes de personarse en el domicilio fue a la casa donde vive su hermano de 8 años.

Asegura que cuando su madre quiso acabar con la relación y "echarle de casa", el ahora detenido le dijo que "si no accedía a lo que él quería iba a hacer daño a su familia, y lo acabó cumpliendo". El pasado lunes la mujer y madre de la joven puso una denuncia por malos tratos contra el arrestado.

Tras esa denuncia, y según la joven, la Policía activó un protocolo para proteger al otro hijo, menor de edad, de la víctima, y llevaron a su madre a un centro de acogida. "Los únicos que no estábamos protegidos éramos mis abuelos y yo, pero no imaginábamos que iba a venir", ha confesado.

El presunto asesino fue detenido en 1994 por homicidio doloso

Por otra parte, el presunto asesino ya fue detenido por un homicidio doloso en 1994, según ha explicado la joven de 22 años e hija de la expareja sentimental del acusado.

A su salida del hospital tras recibir el alta, la chica ha relatado tras ser preguntada por este suceso que el hombre siempre contaba a su familia que ocurrió durante una reyerta a la salida de una discoteca y que fue "en defensa propia, pero no es verdad".

"Dice que intervino al ver cómo abusaban dos hombres de otro, que se metió y que fue en defensa propia", ha señalado a los medios para añadir que ella cuestiona esta versión porque "es un asesino" sin "remordimientos" "ni corazón".

Al homicidio por el que fue detenido en 1994 se suman "los dos asesinatos más que cometió dentro de la cárcel. Con el de mi abuelo, cuatro", ha dicho la joven.

El de homicidio doloso es uno de los delitos que recoge la lista de antecedentes policiales del hombre y que completan los diecisiete registros del Cuerpo Nacional de Policía y los catorce que figuran en las bases de la Guardia Civil, según han indicado a Efe fuentes de la investigación.

Según el Tribunal Superior de Justicia valenciano, ya había sido juzgado y condenado el pasado 14 de febrero en Castellón por un delito de amenazas en el ámbito de la violencia de género a 60 días de trabajos en beneficio de la comunidad, y se le prohibió acercarse a la mujer con la que había mantenido una relación sentimental durante un año.

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, destacaba este miércoles que el arrestado es una persona "muy conflictiva" y con numerosos antecedentes policiales.

La última denuncia que había sobre él data del pasado lunes y se refería precisamente al quebrantamiento de una medida cautelar de alejamiento de su expareja, hija del hombre de 70 años apuñalado mortalmente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook