17 de marzo de 2019
17.03.2019
Astronomía

Identificados 83 agujeros negros supermasivos en el Universo primitivo

Descubiertos mediante la búsqueda de cuásares, formados por energía liberada en forma de luz

17.03.2019 | 12:44
Hallan 83 agujeros negros supermasivos en el Universo distante.

Un equipo internacional de astrónomos descubrió en el Universo primitivo 83 cuásares alimentados por agujeros negros supermasivos, lo que aumenta "considerablemente" el número de agujeros negros conocidos en esa época, cuando el cosmos tenía menos del 10 por ciento de su edad actual.

El hallazgo se hizo gracias a una cámara del telescopio japonés Subaru, ubicado en Hawai, y, según los astrónomos, el descubrimiento constata cuán comunes eran los agujeros negros supermasivos en el inicio de la historia del Universo.

La Sociedad Americana de Astronomía recuerda en una nota de prensa que los agujeros negros supermasivos se encuentran en el centro de las galaxias y tienen masas de millones o incluso miles de millones de veces mayores que la del Sol.

Aunque prevalecen en el Universo moderno, no está claro cuándo se formaron por primera vez, ni cuántos existían en el Cosmos primitivo.

Buscando cuásares

No se pueden observar directamente, pero cuando en un agujero negro supermasivo cae una gran cantidad de materia, este libera energía en forma de luz brillante, que puede ser vista desde todo el Universo; este fenómeno se conoce como cuásar.

Precisamente, el equipo de astrónomos liderado por Yoshiki Matsuoka, de la Universidad de Ehime, Japón, utilizó el telescopio Subaru para buscar en el Universo lejano cuásares.

El cuásar más distante descubierto por el equipo está a 13.050 millones de años-luz, una distancia que le hace 'empatar' con el segundo agujero negro más distante jamás descubierto.

"Los cuásares que descubrimos serán un tema interesante para futuras observaciones de seguimiento con instalaciones actuales y futuras", apuntó Matsuoka.

Además, indicó, sirven para aprender sobre la formación y la evolución temprana de los agujeros negros supermasivos, comparando la densidad numérica medida y la luminosidad con predicciones de modelos teóricos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook