07 de julio de 2019
07.07.2019
La Opinión de Málaga
Coaching

"Cuando alguien me dice que mis libros le ayudan el universo me dice sí"

Entrevista a la psicóloga y coach Laura Chica. Esta malagueña es una de las coaches más importantes de nuestro país, con un mensaje de contagiosa positividad, reflejado en libros como 365 citas contigo, Palabras para encontrarte y Tu futuro es hoy

07.07.2019 | 05:00
La psicóloga y coach malagueña, en una imagen promocional de su libro «Tu futuro es hoy». Alienta

La vida de ahora mismo: "Vivimos corriendo y a la vez sin rumbo"

  • ¿Qué ve un coach en las caras de la gente? ¿La vida actual es más proclive a la felicidad, o nos la complicamos demasiado?
    «Sólo hay que mirar alrededor para ver la forma en la que estamos viviendo hoy: corriendo pero a la vez sin rumbo. Y cuando tienes la capacidad de pararte, y preguntarte adónde vas, te das cuenta de que no lo sabes, de que corremos para nada€ Quizá la felicidad está más cerca de lo que vivimos cada día y nos cuesta verla, porque nos complicamos demasiado mirando lo que no tenemos, lo que pasó, o lo que está por llegar».

«¿Funciona el coaching? Sí. ¿Para todo y para todos? No. No es magia. Magia es la persona que elige apostar por sí misma para crecer, cambiar y mejorar», asegura.

Siendo adolescente descubrió que lo suyo era ayudar a los demás para dar lo mejor de sí mismos. Ahora, esta malagueña es una de las coaches más importantes de nuestro país, con un mensaje de contagiosa positividad, reflejado en libros como 365 citas contigo, Palabras para encontrarte y Tu futuro es hoy (de éste acaba de salir su sexta y ampliada edición)

¿Cuándo y cómo descubrió que uno de sus talentos es reconocer y motivar para desarrollar el talento de los demás?
Soy de las afortunadas que descubrieron su vocación en el instituto, sobre los 15 años. En esa época tuve una profesora especial que lo hacía, y sentí que quería ser como ella. Lo que hacía era creer en las personas, y hacer que creyeran en sí mismas. Se llamaba Begoña y nunca tuve la oportunidad de darle las gracias, así que se las doy desde aquí. Dirigí entonces mi carrera profesional a ayudar a los demás, en numerosas vías: formación, conferencias, sesiones personales y de equipos, y ahora sobre todo con mis libros€ Cada día me pregunto si estoy en el lugar que quiero, haciendo lo que quiero. Pero cada día recibo mensajes de personas que mejoran sus vidas al leer mis libros, o mis mensajes, y es como si el universo me respondiera sí. Al menos así elijo vivirlo yo.

¿Cómo se siente uno cuando recibe mensajes así?
Impone mucho. Recibo muchísimos mensajes de gratitud, cada día, y eso es hace sentir esa gratitud triplicada en mí. Pero muchas veces además recibo mensajes que me dejan con el corazón roto, como personas que eligen leer mi libro 365 citas contigo a alguien que está dejando esta vida, para que se vaya en paz; o como en la firma de la Feria del Libro de Madrid, cuando una paciente oncológica salió del hospital solo para traerme flores y darme las gracias por la fuerza que le da mi libro cada día, para luego volverse al hospital. Así, mil historias, humanas, de personas de verdad, como tú y como yo, y eso solo puede devolverse con más gratitud, y poniendo todo el corazón en seguir devolviendo al mundo lo que me da: amor.

¿Cuántas veces se ha dicho a usted misma: «Consejos doy, que para mí no tengo»?
Alguna que otra, sobre todo en el amor [Risas]. Hablo mucho del amor, pero quizá del amor que pocos hablan: el amor a uno mismo, que es de lo que de verdad entiendo, vivo, y aprendo cada día. En las relaciones de pareja mi vida no ha transcurrido de forma convencional, pero estoy convencida de que esas vivencias también traen un mensaje, que cada día devuelvo al mundo a mi manera.

¿Tienen coaches los coaches?
Qué buena pregunta y qué importante. Creo que todos deberíamos tener alguien que nos impulse y nos apoye cuando lo necesitamos.Creo que la coherencia del coach o profesional de la psicología pasa por tenerlo también para uno mismo. Yo soy bastante afortunada porque tengo varios, pero precisamente el coautor de mi libro Tu futuro es Hoy, Francisco Alcaide, es uno de mis coaches de referencia. Gracias a él he arriesgado, decidido y tomado direcciones que sola, difícilmente se hubieran hecho realidad. Una de esas decisiones es por ejemplo, mi libro de poesía, Palabras para encontrarte, que, la verdad, nunca me hubiese atrevido a publicar sola.

Sí, porque los coaches suelen hablar para los demás, pero casi nunca de sí mismos. En cambio, usted lo ha hecho, y sin tapujos, en ese libro. ¿Le costó?
Me costó mucho, pero fue un proceso de crecimiento necesario para mi. Descubrí como cuanto más me abría a mi, y me conectaba conmigo (mis luces y mis sombras) más me encontraba. Por eso el titulo. Fue todo un reto: pasar de la psicóloga profesional con cierta distancia en la persona, al desnudo emocional en forma de palabras. Ese libro refleja lo más humano de mí, a veces en modo de poesía y a veces como aforismo o prosa poética. Y hoy, tres años después, puedo decir -no sin asombro- una cosa: es el libro que menos nació para ayudar, y el que más ha ayudado. Quizá por la razón que recogía Malinowski: «Sólo llega al alma lo que sale del alma».

¿La poesía es una buena herramienta para el entrenamiento personal?
Todo lo que ayude a tomar consciencia, en una buena herramienta para el psicólogo, coach o terapeuta. La poesía es una forma de trascender los filtros de los consciente, la lógica y la razón, y viajar directo al mundo de lo metafórico, y es precioso porque cada persona se queda con lo que necesita del mensaje. Yo las escribo para mí, y las comparto para ayudar a entender lo que no llegamos a comprender desde el mensaje directo. Además, la poesía hace más bonita la vida.

El coaching ha pasado de ser un absoluto desconocido a una especie de burbuja actual. Ya hay hasta programas en las madrugadas con sesiones en directo y llamadas telefónicas. Como hasta hace no tanto los horóscopos. ¿Crees que este tipo de cosas desvirtúa el concepto auténtico del coaching?
La verdad es que sí, creo que lo has descrito perfectamente. ¿Es un método que funciona? Sí. ¿Funciona para todo? No. Ni para todos. Entonces no es magia. Magia es la persona que elige apostar por sí misma para crecer, cambiar y mejorar. Huyamos de recetas mágicas y soluciones rápidas sin esfuerzo; eso rara vez sale bien. Hay que inculcar el valor del esfuerzo, de la naturaleza de los procesos, del valor del tiempo, en los cambios, la mejora y los resultados. Lo otro no es real.

Hay psicólogos que desprecian a los coaches. Usted que está en ambos lados, ¿qué les diría a estos profesionales para que se tomaran más en serio el coaching?
Esto es una realidad que además juega en nuestra contra (de los psicólogos). Soy psicóloga hace veinte años. En 2015 escribí con Planeta el libro Pon un coach en tu vida para traer una mirada al coaching desde la psicología, porque descubrí que un psicólogo con la metodología coaching tiene mucho más que aportar profesionalmente y además nos posiciona más. ¿Por qué decir «no» a algo que suma, a la vez que ayuda? Soy firme con este tema: los psicólogos debemos dar un paso adelante apostando por la psicología como base de todas las corrientes y metodologías emergentes, y lo que hacemos es dar un paso atrás cuando las vemos llegar.

¿Cómo puedo distinguir a un coach bueno, profesional, de otro que es, a las claras, un engañabobos?
A veces es complicado. Hay grandes profesionales a los que les avalan muchas horas (años) de experiencia, a los que apenas se les ve, y personas recién formadas, que –sin entrar en su calidad profesional- tienen un gran envoltorio y mucha más visibilidad. Aprender a elegir un buen profesional del coaching, al igual que si buscas un buen médico, pasa por buscar información, preguntar, buscar referencias, empresas y clientes con los que haya trabajado€ y tener menor margen de error.

¿Qué se necesita para ser feliz?
Como nos encantan las recetas mágicas, voy a darte la mía... Presencia + gratitud + amor. Las investigaciones sobre la felicidad desde la psicología positiva destaca que la gratitud incrementa la percepción de felicidad. Porque la felicidad va más de sentirla y percibirla (dentro de ti) que de lo que esté pasando fuera. Esto explica por qué personas que en apariencia lo tienen todo, tendrían que ser felices, y parece que no lo son. La presencia implica estar presente, sentir lo que está pasando, y ser con lo que está pasando. Si estamos aquí pensando en allí, no hay presencia, por tanto no hay disfrute del momento presente. Y el amor es para mí la clave que mueve el mundo. Entendida como la mirada al mundo, ese «desde donde miras» o «desde donde eliges vivir». Si la respuesta es «desde el amor», probablemente estés en el camino de la felicidad. Y así lo sientas.

¿Cuáles son las palabras motivados más inspiradoras que ha leído/oído en su vida? ¿Tiene una frase como leitmotiv propio, para usted, a la que recurre siempre?
Llevo tatuadas en mi piel varias palabras y frases que están en mí, que además me esfuerzo por vivir en coherencia con ellas. Confía, cree, y todo está bien. Cuando siento que todo está bien, me relajo, me calmo, y entiendo que no hay que luchar contra lo que pasa, solo entenderla, aceptarla, y desde ahí fluir con lo que pasa. Y todo cambia. Además de estas, la frase que define mi propósito profesional, esa frase que acompaña a mi marca es: «Siempre es el momento de ser quien quieres ser».

Si tu futuro es hoy, como titula su libro, ¿qué es ayer? ¿Y mañana?
No son nada. Lo de ayer ya ha pasado, y no queda el recuerdo; queda lo que elijas recordar. De mañana no sabemos nada, solo que es una posibilidad. Lo único que tenemos es este momento. En nuestras manos está lo que hacemos con él. Tu futuro es hoy, porque cada paso, cada decisión, cada pensamiento, está creando tu mañana. Cada momento es una nueva oportunidad. Y entonces sí, cabe recordar que «siempre es el momento de ser quien quieres ser».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook