28 de septiembre de 2020
28.09.2020
La Opinión de Málaga
Crisis del coronavirus

Zaragoza nombrará hijo predilecto a Fernando Simón

Los sanitarios recibirán la Medalla de Oro, la máxima distinción que otorga la capital aragonesa

28.09.2020 | 18:57
Fernando Simón en rueda de prensa.

Los profesionales sanitarios han sido elegidos para recibir la máxima distinción de Zaragoza, la Medalla de Oro, mientras que el epidemiólogo Fernando Simón será nombrado hijo predilecto junto con el cuerpo de la Policía Local, las víctimas de la covid-19 en la capital aragonesa y el colectivo de Detallistas de los Mercados.

El cantautor Joaquín Carbonell y el obispo Miguel Olaortúa serán reconocidos, ambos a título póstumo, como hijos adoptivos, como ha acordado este lunes la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Zaragoza, a propuesta del alcalde, Jorge Azcón, y de los portavoces de los Grupos Municipales.

Se trata de las distinciones que cada año el Ayuntamiento de Zaragoza entrega en el solemne acto que da comienzo a las fiestas del Pilar, suspendidas este 2020 por la pandemia de covid, por lo que los galardones se entregarán en un pleno municipal que se celebrará en el próximo mes de noviembre.

Según el acuerdo de la Junta de Portavoces, se propone la concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad a los profesionales sanitarios, tanto en el ámbito público como en el privado, por su trabajo encomiable y ser "quienes han hecho, y siguen haciendo, el mayor esfuerzo ante la pandemia y quienes han sufrido la mayor tasa de contagio".

Como Hijo Predilecto, la ciudad de Zaragoza distingue a Fernando Simón (Zaragoza 1963), médico epidemiólogo, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, conocido por su actuación de portavoz del comité especial sobre la enfermedad del virus ébola en España en 2014 y como portavoz del Ministerio de Sanidad contra la pandemia de enfermedad por coronavirus en España 2020.

También al Cuerpo de Policía Local de Zaragoza, en nombre de todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, por su trabajo durante la pandemia y por su entrega, sacrificio y profesionalidad durante los 365 días del año desde 1850, cuando bajo el nombre de Cuerpo de Guardia Municipal, comenzó su labor en Zaragoza.

Reconocimiento que también comparten las víctimas de la covid-19 en Zaragoza, dadas las circunstancias especialmente dolorosas, por las necesarias medidas de prevención y aislamiento, en las que son atendidos los enfermos y enterrados los fallecidos, que en Aragón superan ya el millar.

El colectivo de Detallistas de los Mercados de Zaragoza, tanto públicos como privados, un total de 40 espacios que emplean a casi mil personas, de ellas 428 detallistas, será también reconocido como Hijo Predilecto por estar en primera línea prestando sus servicios a la ciudadanía durante la pandemia.

La capital aragonesa quiere asimismo reconocer a título póstumo la aportación a la cultura aragonesa como uno de los principales cantautores de esta tierra del también poeta y periodista Joaquín Carbonell, fallecido el pasado 12 de septiembre por complicaciones de la covid.

Finalmente se propone como Hijo Adoptivo al obispo agustino Miguel Olaortúa Laspra (Bilbao), fallecido en Iquitos (Perú) el 1 de noviembre de 2019 a los 56 años y quien durante más de veinte años trabajó en el Colegio San Agustín (Agustinos) de Zaragoza, ciudad donde inició su ministerio sacerdotal tras estudiar Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de los padres agustinos en Valladolid y en la Universidad de Deusto y licenciarse en Ciencias de la Educación por la Universidad Pontificia Salesiana de Roma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook