Desde hace unos meses, los supermercados de Reino Unido viven una verdadera crisis de desabastecimiento. No resulta raro encontrar estanterías de supermercados vacías y la situación ha llegado a tal punto que las autoridades han tenido que intervenir, no solo para pedir calma a la población, si no también para efectuar medidas concretas. Lejos de solventar esta situación, o mientras se espera a que esto ocurra, los supermercados ingleses han optado por esta técnica que ha causado polémica en las redes con la que pretenden disimular el desabastecimiento.

Cabe señalar que la falta de productos no solo ha afectado a los supermercados, también a determinadas profesiones como carniceros, camioneros e incluso camareros. También hubo falta de combustibles fósiles, sobre todo en septiembre, lo que hizo que las gasolineras se llenaran de interminables colas que podían durar horas en las pocas estaciones que contaban con suministro.

Una peculiar forma de luchar contra la escasez

Las fotos de supermercados de Reino Unido semi vacíos y con pasillos enteros sin productos se han vuelto una costumbre en las redes sociales hasta el punto de no sorprender ya a nadie. Sin embargo, algunos supermercados están comenzando a optar por otra técnica más sutil y que disimula el desabastecimiento.

Se trata, básicamente, de colocar un cartón o una tela con fotografías de los productos y que cubra toda la zona vacía. El objetivo de esto es que el cliente a simple vista no tenga la sensación de que en el supermercado faltan alimentos. Esto, por supuesto, no deja de ser una ilusión que desaparece a poco que se mira con algo de detenimiento. Sin embargo, la medida ha desatado las críticas de las redes sociales ante lo que consideran una forma "ridícula" de disimular la situación.