Desde el 30 de junio del 2021 no se puede acudir al Banco de España a cambiar pesetas por euros. Sin embargo, muchas de ellas han quedado sin cambiar, lo que está convirtiendo a algunas de ellas en un objeto de coleccionista. Tanto es así que algunas se han subastado por hasta 20.000 euros.

Y es que, el Banco de España estima que un 45% de las pesetas se han quedado sin cambiar, lo que equivale a unos 1.575 millones de euros. Su extinción y la creación de diferentes ediciones de esta moneda durante el tiempo que estuvieron en circulación, ha hecho que se conviertan en todo un objeto de coleccionista cuyo valor se ha incrementado exponencialmente. Sumado a que es muy probable que tengas alguna por casa, no está de más que sepas el valor de las siguientes pesetas, por las que podrás sacar un buen "pellizco" en una subasta.

Las pesetas con las que poder sacar un buen dinero

Estas son algunas de las pesetas por las que, en caso de subastarlas o venderlas, podrías sacar un dinero mucho mayor al de su equivalente en euros.

100 pesetas de 1983

Conocidas como 20 duros, es la clásica moneda de la época y a día de hoy se venden a 55 euros la unidad.

100 pesetas de 1983.

50 pesetas de 1984

Con la cara del rey Juan Carlos acuñada, esta moneda dejó de estar en circulación en 1990 y se vende a día de hoy por entre 60 y 70 euros.

50 pesetas de 1984.

25 pesetas de 1995

La más reciente de esta lista son estos "cinco duros" con un agujero en medio y están dedicadas a Castilla y León. Se venden por 100 euros cada una.

25 pesetas de 1995.

25 pesetas de 1995.

100 pesetas de 1966

Esta moneda se vende por hasta 400 euros, mientras que las de 1996, sin el palo recto de las anteriores, se subastan por 145 euros.

100 pesetas de 1966.

100 pesetas de 1966.

1 peseta de 1947

Su valor reside en que es una de las primeras en las que aparece el rostro de Franco. Si se encuentra en buen estado se pagan por 1.400 euros.

1 peseta de 1947.

1 peseta de 1947.

2,5 pesetas de 1953

Se ha llegado a pagar hasta 1.700 euros por estas monedas las cuales son muy difíciles de encontrar, y más aun en buen estado, ya que no circularon en exceso.

2,5 pesetas de 1953.

2,5 pesetas de 1953.

5 pesetas de 1949

Es sin duda la peseta más cara, ya que los coleccionistas han pagado entre 12.000 y 20.000 euros por ella en función de su estado. Esto es porque son unas monedas tremendamente difíciles de encontrar, ya que únicamente estuvieron tres años en circulación.

5 pesetas de 1949.

5 pesetas de 1949.